Continuar humanizando la asistencia sanitaria que ofrece al paciente, poniéndole verdaderamente en el centro de toda su actividad; dar tanta importancia a la prevención, promoción y mejora de la salud de la población como a curar al enfermo; y aprovechar la tecnología y la digitalización, involucrando en ello a todos sus profesionales, para ser más eficientes y mejorar la experiencia del paciente.

Publicidad

Con esos tres retos se enfrenta al nuevo año el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, cuya estrategia de mejora continua centrada en el paciente le ha valido numerosos avales en los últimos tiempos, sumando en este 2018 otros tantos en reconocimiento a su excelencia, eficacia y atención sanitaria.

Y es que, como explica su gerente, Juan Antonio Álvaro de la Parra, “hace tiempo nos planteamos estar entre los mejores hospitales de Madrid y de España, y con esa meta hemos trabajado en un proceso de mejora continua, desarrollando, midiendo y evaluando muchas acciones positivas para los pacientes y que han redundado en ese objetivo”. El resultado es “nuestro valor diferencial, lo que de verdad nos define: poner realmente al paciente en el centro de nuestra actividad e interés, conforme a nuestra política de ‘Trato y Tratamiento’, y apostando y apoyándonos para ello, además, en la investigación y la docencia”, añade.

2018, consolidación de un liderazgo

Esa visión, esfuerzo e ilusión arroja resultados desde hace años, y 2018 ha ahondado en una tendencia de consolidación cuyos últimos hitos han sido los premios Best in Class al Mejor Hospital de Alta Complejidad -que también se ha logrado en las categorías de Microbiología, Hematología e Investigación en Oncología- y Top 20 en Gestión Hospitalaria como Gran Hospital con Especialidades de Referencia -acompañado por el mismo galardón en el Área de Riñón y Vías Urinarias, como mejor centro con cirugía urológica especializada-, que constituyen un orgullo y un reconocimiento a la labor y trabajo continuo que cada día hacen todos los profesionales en el hospital.

La consolidación de su liderazgo en la sanidad madrileña y nacional han tenido este año otros ejemplos de relevancia, como la recientemente conseguida acreditación QH*** (Quality Healthcare), máximo nivel de excelencia en calidad asistencial y seguridad al que el hospital accedió directamente en su primera concurrencia al sistema de reconocimiento del IDIS; la marca Madrid Excelente, siendo el primer hospital público madrileño de su categoría en obtener este sello por la calidad de su gestión; el Reconocimiento de Excelencia en Gestión EFQM 5 Stars con más de 650 puntos de valoración, con el que el centro se posicionó igualmente como único hospital público madrileño de su categoría y nivel de complejidad en conseguir este aval; y el Sello EFQM de Excelencia Europea a organizaciones sanitarias.

Pero si hay un premio importante para la Fundación Jiménez Díaz es el de sus pacientes. Y este ha quedado igualmente demostrado en 2018, al rozar la década siendo el hospital madrileño más elegido en toda la región, con menos pérdidas de su población asignada y bajas tasas de reclamaciones.

Además, cumplió ocho años consecutivos siendo destacado por los madrileños como el mejor hospital de la comunidad, al volver a liderar el ranking de hospitales madrileños de alta complejidad con mayor Índice de Satisfacción General, con un 92,70 por ciento, según la Encuesta anual de Satisfacción de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Un grupo clave de pacientes, aquellos con discapacidad y necesidades especiales, también reconocieron el compromiso del hospital con la accesibilidad y la promoción de una atención personalizada a este colectivo -plasmada en el Plan de Atención Integral al Paciente con Discapacidad y Necesidades Especiales del centro- con el diploma Tecnología y Accesibilidad entregado por Ilunion, mientras que su adherencia con la lactancia materna fue avalada por la acreditación IHAN en Fase 2, y su lucha contra el tabaquismo por la acreditación de la Red de Hospitales sin Humo de la Comunidad de Madrid en la categoría Oro.

Adicionalmente, dos recientes reconocimientos completaron el palmarés de la Fundación Jiménez Díaz de este año, viniendo el primero de la mano del Monitor de Reputación Sanitaria Merco, que le situó como el octavo centro público español con mejor reputación; y el segundo de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, cuyo Cuadrante de Eficiencia Hospitalaria se estrenó con el liderazgo del hospital en el primer puesto.

Reconocimientos a servicios e iniciativas

Junto a estos premios, muchos otros han reconocido, apoyado e impulsado el trabajo y estrategia de distintos servicios y unidades del centro, como el Premio SaluDigital en la categoría Iniciativa Pública en Salud Digital y el certificado de la Sociedad Europea de Oncología Médica como Centro Integral de Oncología y Cuidados Paliativos recibidos por OncoHealth, el Instituto Oncológico de la Fundación Jiménez Díaz.

Por otra parte, su Unidad de Reproducción Asistida obtuvo la norma UNE 179007:2013 y el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD) recibió el certificado AENOR de Sistemas de Gestión de la I+D según la norma UNE 166002:2014. Asimismo, el Servicio de Medicina Interna del hospital certificó su excelencia con la acreditación SEMI-Excelente, y el proyecto “Neumolean” del Servicio de Neumología cerró el año alzándose con el Premio de Excelencia Kaizen Lean a la Calidad y Seguridad.

Asistencia, Investigación y Docencia

En 2018, el hospital ha protagonizado además numerosos hitos asistenciales, como el lanzamiento de su Programa de Fragilidad, la inauguración de su nueva área quirúrgica, con dos quirófanos híbridos y la primera resonancia magnética de alto campo intraoperatoria de la sanidad pública española; la digitalización de su Servicio de Anatomía Patológica en un proyecto líder en el mundo en patología computacional; la creación de dos nuevas unidades de Cardio-Oncología y de Cuidado de la Piel para pacientes oncológicos; o el lanzamiento del Código TEP para reducir la mortalidad asociada al tromboembolismo pulmonar.

Pensando en sus pacientes, la Fundación Jiménez Díaz puso a su disposición una herramienta personalizada de acogida, guiado y localización en tiempo real en sus instalaciones; comenzó la realización de ecografías a pie de cama en Urgencias y Hospitalización; y ayudó al ingreso hospitalario de los más pequeños con sesiones de magia y coches teledirigidos.

En cuanto a la Investigación y la Docencia, han tenido otros hitos destacados. Ejemplos de ello han sido el Premio FEDER al Mejor proyecto para favorecer la investigación a través del trabajo en red otorgado al proyecto RAREGenomics, coordinado por la Dra. Carmen Ayuso, directora científica del IIS-FJD; los numerosos proyectos, estudios de investigación, ensayos clínicos y publicaciones indexadas realizadas desde el instituto, incluyendo el desarrollo de un tratamiento innovador de terapia celular; y la beca ERC Consolidator que la Comisión Europea acaba de otorgar para financiar un proyecto que se desarrollará conjuntamente en la Fundación Jiménez Díaz y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiológicas.

Finalmente, la tradición y compromiso docente del centro a través de su Escuela de Enfermería y la Universidad Autónoma de Madrid y le han permitido seguir contribuyendo a la formación de los futuros profesionales sanitarios y ser el hospital más elegido por éstos para formarse, superando los 250 residentes anuales, por su calidad, gestión, innovación, nivel de sus profesionales, volumen de pacientes, y por el trato único que les da a todos ellos.

Publicidad

Comentarios