Los artículos sobre estudios genéticos se retractan con una frecuencia unas ocho veces mayor que los de otras disciplinas biomédicas. Así lo sugieren los doctores Rafael Dal Ré y Carmen Ayuso, investigadores de la Unidad de Epidemiologia y el Servicio de Genética, respectivamente, en el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD), en una investigación, la primera de esta naturaleza, que acaba de ser publicada online en la revista científica Journal of Medical Genetics.

Publicidad

Un artículo científico se retracta cuando se ha perdido la confianza en sus resultados, en el proceso de realización del mismo o en el de su publicación. Las razones por las que se han retractado artículos de estudios genéticos han cambiado en los últimos años.

La Genética cubre una amplia gama de disciplinas, incluyendo especialidades médicas y no médicas, tales como la Antropología, la Biología o la Botánica, y tiene una larga trayectoria, pero ha sido en este siglo cuando ha experimentado un desarrollo sin precedentes. Por eso, los doctores Dal Ré y Ayuso quisieron saber cuántos estudios genéticos publicados entre 1970 y 2018 habían sido retractados, y las razones de ello.

Así, estudiaron 1.582 artículos de Genética retractados e incluidos en la base de datos de acceso abierto Retraction Watch -que incluye correcciones y retractaciones desde 2010-, firmados por autores de Alemania, Corea del Sur, China, Estados Unidos, India, Japón y Reino Unido; y buscaron artículos retractados que hubieran dado lugar a que sus autores fueran objeto de procedimientos civiles o penales, o investigados por la institución o compañía, la revista o editorial, otras partes interesadas, y por la Oficina de Integridad en la Investigación (ORI, en sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Respecto de las disciplinas de los artículos retractados, más de cuatro de cada diez (un 44 por ciento; 690) eran de Medicina, mientras que el resto correspondían a disciplinas no médicas (56 por ciento; 892).

En cuanto a la causa de la retractación, en la tercera parte de los artículos estudiados se debió a lo que se conoce como “mala práctica en la investigación”; es decir, a la fabricación (o invención), falsificación o plagio, y casi uno de cada cuatro respondió a causa de duplicidad. Un parecido porcentaje (37 por ciento) de los casos fueron investigados.

Los autores analizaron igualmente si existía alguna diferencia entre las razones de retractación de los artículos retractados de genética médica y los retractados de disciplinas no médicas y observaron que había un mayor porcentaje de artículos retractados de Genética de disciplinas no médicas (28 por ciento) que contenían datos falsos (fabricados/falsificados) con respecto a los de Medicina (18,5 por ciento). Pero los artículos retractados de Genética Médica fueron objeto de investigación con una frecuencia significativamente mayor que los de disciplinas no médicas: el 45 por ciento frente a 31 por ciento.

Con respecto a la procedencia, los doctores Dal Ré y Ayuso analizaron siete países de origen de los autores de artículos retractados, y observaron que la mayoría de los de Genética de disciplinas no médicas eran de autores que trabajaban en Estados Unidos (526), mientras que los de Genética Médica trabajaban mayoritariamente en China (509). Los países con menor número de retractaciones fueron Corea del Sur (64) y Reino Unido (69). De algunos autores se retractaron varios artículos.

Durante esta investigación, los autores analizaron también la evolución temporal, que mostró que la retractación de artículos por datos fabricados/falsificados fue significativamente menos frecuente en el periodo entre 2011 y 2018 que en el que discurrió entre 1970 y 2000.

Por el contrario, el plagio y la duplicidad fueron razones significativamente más frecuentes para la retracción entre los años 2006 y 2018, y 2001 y 2018, respectivamente, que en las décadas de 1970 a 2000. Los autores sugieren que esto puede deberse a la reciente disponibilidad de software para la manipulación de imágenes, que facilita a los investigadores la duplicidad de contenidos, pero que también posibilita su detección.

Los autores señalan que entre 1996 y 2017 se publicaron alrededor de 975.000 artículos de Genética, de los que 1.476 están incluidos en la base de datos Retraction Watch, lo que supone que el porcentaje de retracción es de alrededor del 0,15 por ciento. Esto es “casi cuatro veces más alta que la tasa actual encontrada en la base de datos Retraction Watch para todas las disciplinas (0,04 por ciento) y casi ocho veces más que la que se encontró en los artículos recogidos en PubMed (0,02 por ciento)”, escriben. Por tanto, “debemos asumir que la Genética es una disciplina con una alta tasa de retracción” concluyen los doctores Dal Ré y Ayuso.

Publicidad

Comentarios