El Covid-19 ha hecho cambiar hábitos a todos. Entre ellos, los de limpieza. La lejía y los desinfectantes se han convertido en los mejores aliados para mantener a raya al virus. Repasamos los 10 objetos que desinfectar también a diario en casa para evitar la transmisión de la enfermedad.

Publicidad

Desde los pomos de las puertas a los móviles, las llaves o el mando de la televisión. Son muchos los objetos que utilizamos a diario en casa y que deben desinfectarse convenientemente para evitar contraer el Covid-19. Si cuando llegamos del paseo hay que lavarse las manos y desinfectar las suelas de los zapatos, en casa no hay que tener menos cuidado.

Los expertos recomiendan que a partir de ahora las casas deberían seguir las pautas de limpieza que durante la pandemia. Y muchos se habrán acostumbrado a desinfectar con más frecuencia que antes de la crisis del coronavirus.

Sin embargo, hay muchos objetos cotidianos en los que no reparamos y que pueden ser vía de transmisión para el virus. Ahora que las familias tienen más movilidad, es hora de prestar más atención a los mismo. Por eso, repasamos 10 materiales a desinfectar a diario en casa.

Móvil

Muchos no limpian el móvil. Algo que tiene que cambiar. No basta, de hecho, con limpiarlo, sino que hay que desinfectarlo. La boca entra en contacto con la superficie, lo que aumenta el riesgo de transmisión.

Por eso, se recomienda no solo desinfectarlo a diario sino limpiarlo antes y después de las llamadas. Y, sobre todo, si se va a compartir con otra persona.

Llaves

Ahora que hay más movilidad, es importante desinfectar también las llaves nada más llegar a casa. Si las llevamos encima, es probable que estén en contacto con todo. Algunos aprovechan la llave para pulsar el botón del ascensor o para empujar la puerta sin tocarla. Sin embargo, debemos ser conscientes de que, si la superficie está contaminada, se traspasará a la llave.

Gafas

Cuando se usan gafas, es muy habitual tocarse la cara constantemente. Muchas veces hay que ajustarlas o se frotan los ojos tras varias horas de uso. El riesgo se incrementa si se estornuda o se tose. Por eso, los expertos recomiendan que hay que desinfectarlas tanto como se pueda.

Pomos

Los pomos de las puertas y los interruptores de la luz son de las superficies que más se tocan en una casa. Por eso, hay que habituarse a limpiarlos y desinfectarlos todos los días. Especialmente los de la calle, ya que hemos podido tocar fuera alguna superficie infectada.

Dispositivos electrónicos

Al igual que con el móvil, el uso de tablets o portátiles ha aumentado notablemente. Algunos, por trabajo. Y otros muchos por ocio. Sin dispositivos que suelen compartirse entre los convivientes, por lo que es muy recomendable desinfectarlos a conciencia. Incluso varias veces si cambian de manos.

Eso incluye también, por ejemplo, los mandos de la televisión o del aire acondicionado.

Zona de trabajo

La zona de trabajo es de alto riesgo de contaminación. Desde el escritorio a los numerosos artículos que solemos tener encima de él. Teclado del ordenador, pantallas, botón de encendido o impresoras son superficies que deben mantenerse limpias.

En un momento en que muchos trabajadores lo hacen a distancia, es fundamental la limpieza de estas áreas para evitar al Covid-19.

Cisterna del baño

Probablemente es un botón que pasa desapercibido en muchas ocasiones. Sin embargo, es uno de los que más se tocan a lo largo del día. Si el baño ya es de por sí un nido de gérmenes, con toda la familia en casa y teletrabajando en muchos casos, el uso del váter es mayor. Por eso, no sólo hay que limpiar bien la taza sino también el botón de la cisterna.

Lavabo

Lo mismo que con el váter. El lavabo se ha convertido en una de las zonas más utilizadas por el habitual lavado de manos. Ahí aprovechamos para limpiar nuestros dientes o la cara también. Hay que tener especial cuidado y desinfectar el grifo o los dispensadores de jabón por ejemplo.

Mesa de comer

La mesa donde se come debe vigilarse especialmente. Sobre ella se posan las manos, los cubiertos y los alimentos, entre otras cosas. Después de cada comida habría que desinfectarla convenientemente.

Encimera

Así mismo, la encimera. Muchos se han dedicado a cocinar mucho más de lo habitual. Por lo que las encimeras se ensucian el doble. Tiene que estar más limpiar que nunca. Lo recomendable es desinfectarla bien por las noches y no dejar platos sucios sobre la superficie o con restos de comida.

Publicidad

Comentarios