El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid desea puntualizar el alcance de la Resolución de precios máximos del material de protección, como mascarillas quirúrgicas, geles y soluciones hidroalcohólicas, publicada hoy en el BOE por la Dirección General de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia del Ministerio de Sanidad, y que se aplicará desde mañana viernes, 24 de abril, ante las preguntas y dudas expresadas por los ciudadanos en las oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid.

Publicidad

En el caso de los geles y soluciones hidroalcohólicas, los precios máximos de venta del Gobierno solo se aplican a los nueve fabricantes autorizados, de forma temporal, por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Estos importes quedan fijados en 0,021 euros/mililitro hasta 150 mililitros; en 0,018 euros/ml. para los envases de 150-300 ml.; y en 0,015 euros/ml para los recipientes de 300 ml. hasta un litro.

Las empresas autorizadas a suministrar a todos los puntos de venta habituales al precio máximo fijado son las siguientes: Coty S.A.S París, Industrial Farmacéutica Cantabria S.A., L’Oréal España S.A., Mixer & Pack S.L., Beiersdorf AG 20245 Hamburg, Antonio Puig S.A., Faes Farma S.A., Taller Áuria SCCL y Grupo Juste, como se puede ver en este enlace.

En cuanto al importe máximo de venta al público de las mascarillas quirúrgicas desechables queda fijado en 0,96 euros/unidad.

En definitiva, los geles y soluciones hidroalcohólicas que eran fabricados por empresas con anterioridad a la crisis sanitaria, que contaban con la autorización de la AEMPS antes de que la Agencia concediera estas autorizaciones temporales, no les afectaría a día de hoy dichos precios máximos.

El presidente del COFM, Luis González Díez, confía en que la medida aprobada por el Gobierno “sirva para frenar la especulación y los abusos que se han producido en las últimas semanas en el precio de suministro que el Colegio ha denunciado”, si bien considera también que su aplicación “llega tarde y castiga a muchos farmacéuticos que se han aprovisionado de mascarillas y geles para prestar un servicio de primera necesidad a la población en un momento en el que no existía ningún abastecimiento y que ahora se les obliga a vender a pérdidas al no regularse con un tiempo suficiente como para dar salida al stock disponible”.

Publicidad

Comentarios