Cualquiera que haya estado ingresado en un hospital sabe lo largos que se hacen los días, e incluso las horas, debido al problema de salud o recuperación de este que nos haya llevado allí, a la preocupación, molestias o incluso dolor que puede acompañarlo y a la desconexión con nuestra rutina, actividad y entornos diarios que implica.

Publicidad

Por eso, todo lo que ayude a sobrellevar una estancia hospitalaria, humanizarla, amenizarla e incluso, por qué no, aprovecharla para experimentar y aprender cosas nuevas, es una prioridad para la Fundación Jiménez Díaz, motivo de satisfacción para sus profesionales y de agradecimiento para sus pacientes.

Así lo manifestaron ambos colectivos tras participar en la última de las actividades puestas en marcha por el hospital madrileño en el marco de su Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria: una sesión de observación astronómica urbana celebrada el pasado viernes por la noche en la terraza de su Escuela de Enfermería, de la mano de la Agrupación Astronómica de Madrid (AAM) y de varios de sus potentes telescopios.

Los voluntarios de la AAM explicaron en algunas habitaciones de Hospitalización Pediátrica lo que los pequeños iban a ver en la sesión posterior
Los voluntarios de la AAM explicaron en algunas habitaciones de Hospitalización Pediátrica lo que los pequeños iban a ver en la sesión posterior

Concretamente, gracias a estos equipos y a las interesantes y divulgativas explicaciones de una decena de voluntarios de la AAM, todos los pacientes pediátricos y adultos que podían deambular, acompañados de los familiares que así lo quisieron -así como todos los trabajadores del hospital interesados en disfrutar de esta acción-, pudieron acercarse o ampliar sus conocimientos sobre el mundo de la Astronomía, saliendo de la rutina hospitalaria y olvidándose durante unas horas del motivo de su ingreso en el centro.

“La iniciativa se enmarca en el Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria, puesto en marcha por la Consejería de Sanidad en 2016 para ofrecer una atención digna a las personas, coherente con los valores que percibe como inalienables y dan un significado a la existencia humana, así como en nuestra filosofía de Trato y Tratamiento, que persigue unir a la mejor asistencia sanitaria el tratamiento más humano y cercano”, explica Eva Rueda, responsable del Servicio de Información y Atención al Paciente de la Fundación Jiménez Díaz.

Telescopios y explicaciones personalizadas para acercarse a la Luna y los planetas

Para ello, seis voluntarios de la AAM instalaron los telescopios en la terraza del hospital y explicaron a quienes los utilizaron los planetas y astros que estaban observando en ese momento, mientras que otros cuatro aportaron información adicional de los distintos equipos empleados para ello, sus características ópticas, etc. Además, antes de la sesión de observación astronómica, ofrecieron una pequeña charla informativa en la Planta de Hospitalización de Pediatría que permitió a los niños participantes en la iniciativa adentrarse de forma amena en el mundo de la Astronomía y hacerse una idea de lo que iban a poder observar durante la misma.

Los niños disfrutaron de la experiencia de ver las estrellas sin salir del hospital
Los niños disfrutaron de la experiencia de ver las estrellas sin salir del hospital

En este primer encuentro también explicaron el porqué de la fecha elegida, el 4 de octubre, con la luna en cuarto creciente. “Es el momento idóneo para poder observarla, pudiendo navegar por su superficie, descubrir sus cráteres, mares, cordilleras, etc, lo que hace que la observación con un telescopio sea muy gratificante”, indica por su parte Fernando Infantes, técnico superior de Laboratorio Clínico del Servicio de Genética del hospital madrileño y voluntario de la AAM, quien propuso al hospital la organización de esta acción.

Además, y gracias a los telescopios de la AAM -Schmidt-Cassegrain de 5″ y 8″, Dobson de 8″, reflector de 130mm, así como un ETX 70mm-, “contamos con una buena posición para poder observar Saturno, con sus anillos y Titán, su luna más grande; así como, al principio de la tarde-noche, Júpiter, su gran mancha roja y sus lunas principales: Io, Europa, Calixto y Ganimedes”, apostilló.

Objetivo estratégico de humanización

Los potentes telescopios aportados por la AAM permitieron ver la luna y los astros con gran definición
Los potentes telescopios aportados por la AAM permitieron ver la luna y los astros con gran definición

Este es el último ejemplo de las muchas iniciativas puestas en marcha por el hospital madrileño para humanizar la asistencia sanitaria que ofrece a sus pacientes, como las cámaras web instaladas en su Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales para que los padres de recién nacidos ingresados puedan verlos en todo momento, incluso si tienen que ausentarse del centro o las gafas de realidad virtual que relajan, distraen y mejoran el estado de ánimo del paciente adulto oncohematológico durante su tratamiento en el hospital de día o en diálisis, y disminuyen la percepción del dolor y ansiedad en el paciente pediátrico que tiene que realizarse una técnica invasiva o tratamiento.

En la misma línea, la Fundación Jiménez Díaz ofrece desde hace tiempo sesiones de magia personalizadas en las habitaciones de Hospitalización Pediátrica que alivian la tensión que genera el ingreso hospitalario, animándolos y tranquilizándolos respecto a sus enfermedades, lo que a veces permite, incluso, disminuir la medicación para el dolor o el alivio de otras molestias; y cuenta también con coches eléctricos teledirigidos para que los pacientes pediátricos lleguen al quirófano, ayudando así a reducir el miedo y ansiedad en los menores que van a someterse a una intervención o prueba médica en el bloque quirúrgico.

Publicidad

Comentarios