Ya hay un primer caso sospechoso de coronavirus en España. Un hombre de 33 años, en Cataluña, que estuvo hace unos días en la ciudad de Wuhan, foco de la infección.

El Hospital Clínic de Barcelona investiga ya a un paciente que ha ingresado en el centro con síntomas sospechosos de coronavirus. Es el primer caso que aparece en España y se da la circunstancia de que el hombre, de 33 años, ha estado hace unos días en la zona foco de la infección, Wuhan.

La Agencia de Salud Pública de Cataluña informaba este martes en un comunicado que investiga este caso. Y que está haciendo pruebas de laboratorio para confirmar si se trata del coronavirus.

El paciente comenzaba a mostrar síntomas este pasado lunes. Según ha detallado el centro hospitalario, el hombre ha sido trasladado ya al centro de referencia de enfermedades de alto riesgo. Y con la vigilancia epidemiológica adecuada se están realizando las investigaciones oportunas.

Síntomas

Según el comunicado, los síntomas del coronavirus incluyen tos, dolor de garganta, fiebre y sensación de falta de aire en casos más leves. En los más graves la infección puede causar neumonía, dificultades importantes para respirar, insuficiencia renal e incluso la muerte. De momento, la tasa de mortalidad está en el 3%.

El coronavirus se contagia por vía respiratoria. Y por el contacto estrecho con secreciones infectadas. Tiene un periodo de incubación de entre dos y 14 días. Por eso, los hospitales insisten en preguntar a los pacientes con síntomas el lugar de procedencia y la actividad de las últimas semanas.

Caso en Alemania

Mientras en España es solo un paciente sospechoso, en Alemania se confirma el primer caso de contagio dentro de la UE.

Se trata de un hombre de Starnberg, una localidad a 30 km de Múnich. Se encuentra en «buen estado» tras haber contraído el virus.

El infectado no viajó a China. Su contagio se debe a la visita de una compañera de trabajo de una sucursal china. La joven participó en una sesión de formación de la empresa en la que coincidió con el infectado. La mujer no mostraba ningún síntoma. Sin embargo, al volver a China, y tras sentirse enferma durante el vuelo, acudió al hospital, donde confirmaron el coronavirus. Los padres de la mujer, que la habían visitado unos días antes, son de Wuhan.

El paciente alemán se encuentra aislado y en observación. Con él, son cuatro los casos registrados de coronavirus en Europa. Los otros tres se han dado en Francia. Pero este es el primero que no se contagia en China, sino fuera del país.

Comentarios