El coronavirus entró en España por varias vías, por lo que se descarta que hubiera un ‘paciente cero’ y ya circulaba por el país a mediados de febrero. Son las conclusiones del análisis genético que ha seguido la pista del Covid-19.

Publicidad

Un equipo de científicos del Instituto de Salud Carlos III de Madrid ha sido el encargado de analizar los primeros 28 genomas del coronavirus encontrados en España. El rastro de las mutaciones ha llevado a concluir que no hubo un único ‘paciente cero’, sino que el Covid-19 entró por varias vías. Y lo hizo ya a mediados de febrero. El mismo momento que confirmó Fernando Simón hace unos días. El experto aseguró que muchas de las gripes diagnosticadas entonces podían ser ya coronavirus.

De hecho, el 23 de febrero, Simón afirmaba que en España «ni hay virus ni se está transmitiendo la enfermedad ni tenemos ningún caso actualmente». Sin embargo, para entonces, el coronavirus ya campaba a sus anchas en el país.

El análisis ahora del Instituto de Salud sugiere que en España hay tres familias del virus. Son las denominadas S, G y V. Tres de los genomas españoles pertenecen a la familia S. Los tres primeros identificados de ellos son de muestras tomadas los días 26 y 27 de febrero en Valencia. Aunque el estudio sugiere que esta rama estaba en España ya alrededor del 14 de febrero.

Otra de las familias, la G, entró por Madrid. Y se fecha en alrededor del 18 de febrero. Así, el estudio concluye que esta rama concreta pudo entrar a España desde seis países diferentes.

Por tanto, descartan al completo la existencia de un ‘paciente cero’, como sí ha sucedido en otros sitios. Y es que la epidemia estaba ya diseminada cuando llegó a España. En total, creen que pudo haber al menos 15 entradas diferentes del coronavirus en el país. Algo que también ha sucedido en otros países, como EEUU.

82 días de casos

El primer caso que se detectó en España fue hace ya 82 días, el pasado 1 de febrero. Se trataba de un turista alemán que se alojaba en la isla canaria de La Gomera. 

El hombre está vinculado a uno de los primeros brotes conocidos en Europa, el de un grupo de empleados de una empresa automovilística que participó en un curso de formación en Múnich junto a una compañera china cuya familia vive en Wuhan. El origen de la pandemia.

El segundo caso en España era el de un ciudadano británico en Palma de Mallorca. Surgió el 10 de febrero. Y afirmó que se había contagiado en los Alpes. Ambos casos fueron aislados y dados de alta pronto, por lo que el 23 de febrero las autoridades sanitarias creyeron que el coronavirus había desaparecido de España.

Sin embargo, todo lo contrario. El Covid-19 llevaba circulando ya días por España.

Publicidad

Comentarios