El tabaco y el Covid-19 son una combinación de riesgo. Los médicos advierten ya que los fumadores son más propensos a las infecciones graves por coronavirus, lo que les lleva a necesitar de ventilación mecánica. Y, en algunos casos, a no superar la enfermedad.

Publicidad

Hasta ahora, se sabe que hay más hombres que mujeres que mueren por coronavirus. La razón no es otra que en ellos las enfermedades como hipertensión, EPOC o diabetes son más comunes. Y éstas aumentan el riesgo de que, en caso de dar positivo, la enfermedad se complique. A estos factores hay que sumar ahora el tabaco. Algo lógico, ya que merma la capacidad pulmonar de los fumadores, pero sobre lo que se ha incidido mucho durante la pandemia.

Si los expertos insisten en la higiene de las manos y en aislarse en casa, poco se dice sobre dejar de fumar. Los médicos, cada vez más, advierten del peligro que supone a la hora de desarrollar complicaciones en caso de contagiarse por Covid-19.

«Los fumadores tienen una superficie pulmonar más pequeña, por lo que se reduce el intercambio de oxígeno», dice el jefe de la UCI del Hospital Universitario de Basilea, Hans Pargger. En un artículo en el diario suizo ‘Neue Zürcher Zeitung’, este experto señala que un pulmón ya dañado de por sí se ‘estresará’ más rápido que uno sano. Y también será más fácil que el virus lo destruya.

Los médicos insisten, además, en que solo el tabaco normal afecta. Sino que también lo hacen los cigarrillos electrónicos.

De momento, hay pocos estudios disponibles al respecto. Y la cantidad de datos sobre fumadores y Covid-19 es mínima todavía. Sin embargo, ya desde el Centro para el Control e Investigación del Tabaco de la Universidad de California, ha enviado un comunicado en el que asegura que fumar significa un mayor riesgo de coronavirus grave.

Además, el peligro de morir por esta enfermedad pulmonar también aumenta entre los fumadores.

Estudios en China

En el estudio más amplio publicado hasta ahora, se calcula que aquellos que fuman tienen un riesgo 1,45 veces mayor de desarrollar coronavirus grave. Respecto a quienes no son fumadores. La mortalidad, además, es del 38%, aunque tiene que confirmarse con un número mayor de pacientes.

Son las conclusiones del informe de la Universidad Médica de Guangzhou.

En Europa, por el momento no hay estudios al respecto. Pero algunos expertos ya han comenzado a señalar que el tabaco es uno de los factores de riesgo. Sobre todo, al observar que pacientes menores de 40 años sufrían complicaciones. Sin patologías previas, el tabaquismo era denominador común en muchos de ellos.

A ello se une que los fumadores son más propensos a sufrir enfermedades cardiovasculares y respiratorias. También diabetes. Todas ellas factores de riesgo si se contrae el Covid-19.

Parece claro que los fumadores tienen más riesgo de gravedad en caso de contagiarse. Pero no se sabe a ciencia cierta si también son más propensos a contraer la enfermedad. Estudios anteriores sí revelan que ciertos virus y bacterias ‘agarran’ más fácilmente en aquellos que fuman.

La razón es simple: si las vías aéreas están dañadas por el tabaco, son menos capaces de lidiar con los patógenos. Es decir, los ‘dejan’ pasar más fácilmente al organismo.

Por último, recuerdan que el mismo proceso de fumar ya implica riesgo de contagio en sí. Es habitual que los fumadores se toquen la cara con más frecuencia y, sobre todo, los labios. Por lo que, inconscientemente, es más fácil contagiarse.

Publicidad

Comentarios