Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Sano

Ayuno Intermitente: qué riesgos tiene en nuestra salud y cómo hacerlo bien

El ayuno intermitente puede ayudar a combatir la obesidad y a reducir los factores de riesgo de algunas enfermedades, si se combina con una buena alimentación y ejercicio

[Imágenes: Unsplash]

Una herramienta muy utilizada para adelgazar, y compaginar con la dieta y el ejercicio, es el ayuno intermitente. Esta técnica consiste en mantener al organismo sin aporte de alimentos y bebidas que contengan calorías y nutrientes durante cierto tiempo, y de manera consciente. El ayuno intermitente también puede ser una alternativa para combatir la obesidad, y hasta puede mejorar la eficacia de la inmunoterapia en cáncer de pulmón, según un estudio de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) con el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA).

Cada vez son más los estudios que demuestran que el ayuno tiene beneficios para la salud, comprobados a nivel científico. La ciencia avala el ayuno porque se ha comprobado que la restricción calórica temporal ayuda a reducir los factores de riesgo de varias enfermedades. Por ejemplo, el Departamento de Cirugía de la Louisiana Medical University encontró buenos resultados contra el síndrome metabólico, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Y el Instituto Nacional del Envejecimiento de Baltimore, halló también beneficios contra las enfermedades neurodegenerativas.

El ayuno puede contribuir a aumentar la cantidad de músculo o a mejorar la neuroplasticidad

Otras investigaciones de esta misma institución concluyen también que reducir el tiempo de ingesta, y espaciarlo entre comidas, ayuda a reducir la grasa corporal. Esto se complementa con los resultados obtenidos en la Universidad de Chicago que indican que el ayuno puede contribuir a aumentar la cantidad de masa magra (el músculo) o a mejorar la neuroplasticidad.

En este mismo estudio se demostraron evidencias de que el ayuno realizado durante 24 horas, alternado con días de ingesta libre, pero controlada, ayuda a perder peso más rápidamente. Aunque la gran mayoría de investigaciones se han realizado sobre personas con sobrepeso o poblaciones de ciertas características muy concretas, muchos de estos beneficios serían extrapolables a cualquier persona.

Compromiso saludable

Según explica el dietista experto Nano Alutiz en 20 Minutos, una vez que se ha sometido el cuerpo al ayuno, hay que realizar dos o tres comidas con el requerimiento total de calorías y de nutrientes diario, adaptado a nuestro organismo y objetivos. El ayuno intermitente es una herramienta pero no es la clave para solucionar los posibles problemas que se quieran solucionar con dieta o ejercicio, como son la quema de grasas o el crecimiento muscular. Esto quiere decir que el ayuno puede suponer un impulso, pero es más importante que exista un compromiso saludable con una buena alimentación y la realización de ejercicio.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Mundo

Los focos están puestos en media docena de estados que Biden y Trump necesitan para inclinar la balanza a su favor

Cultura

El autor de 'Patria' ha explicado en una entrevista que no le parece "mal la crítica" a los que abordan los años de violencia...

Deporte

El Villarreal cede en cabeza con un 0-0 en Cádiz

Actual

Nacho Palau interpuso una demanda en España contra su ex pareja, Miguel Bosé, tras un año de desacuerdos sobre la custodia compartida de sus...

Diver

El cómico Santiago Segura retará a 10 famosos humoristas españoles para ver quién puede mantenerse serio el mayor tiempo posible. Este clásico juego se complicará...

Actual

Clasificado por marcas para Tokio 2020 y vigente subcampeón mundial de 200 estilo mariposa

Diver

Amaia ha anunciado que el próximo jueves 22 de octubre, a las 21:00 horas, publicará un nuevo single titulado 'El Encuentro'

Sano

Esta medida de China National Biotec Group tiene como objetivo principal aumentar la confianza del público en las vacunas de cosecha propia