Los independentistas han hecho un escrache a la Guardia Civil que se encuentra en un camping en Gerona. Con ruidos diversos evitaron que los agentes pudiesen dormir y descansar, en un nuevo caso de acoso a los agentes en Cataluña.

Publicidad

La Guardia Civil ha sido incapaz de descansar este miércoles debido a un “escrache” organizado por independentistas, que acosaron a los mismos agentes que ya fueron echados de un hotel en Calella.

Los agentes del Estado tuvieron que aguantar gritos de “Fuera, fuera”, petardos y distintos ruidos originados por cacerolas y cláxones de coche. La protesta duró cerca de media hora.

En las redes sociales se ha publicado el vídeo en el cual, alrededor de un centenar de personas acosaba a la Guardia Civil.

En el camping, que se encuentra situado en Gerona hay 80 agentes que permanecen allí a la espera de novedades en la situación de Cataluña. Se ha rumoreado acerca de las condiciones en las que viven, pero ante esto, la portavoz de la empresa que les acoge, Eva María Trías, ha dejado claro que están “reubicándoles para que estén más cómodos”.

Publicidad

Comentarios