Alcampo da su brazo a torcer. Tras la indignación que despertó su campaña ‘La vida azul’, con nutricionistas llamando al boicot, la cadena de supermercados ha dado marcha atrás y ha pedido disculpas.

Publicidad

Las redes sociales han vuelto a doblegar a una compañía. Alcampo se ha visto obligada a pedir perdón después de que varios nutricionistas pusieran el grito en el cielo y llamaran al boicot contra la cadena de supermercados por su campaña ‘La vida azul’, una iniciativa con el objetivo de “comer mejor”.

Para ello, Alcampo seleccionó una serie de productos supuestamente saludables, pero que, sin embargo, eran ultraprocesados y muy alejados de lo que todos nutricionista considera como sano. Entre ellos, bebidas energéticas, chucherías, tabletas de chocolate, patatas fritas congeladas, pizzas congeladas, salchichas, lasañas, croquetas, empanadillas, Cola Cao, helados, yogures con chocolate, mantecados nevaditos…

La indignación general ha sido tal que Alcampo, que en un primer momento defendió su campaña, se ha visto obligada a dar su brazo a torcer y pedir perdón. En un comunicado, se compromete a revisar ese lineal de productos.

“Queremos presentar nuestras disculpas y expresar nuestra comprensión por la preocupación que ha provocado nuestra selección de productos ‘azules’, a pesar de nuestras intenciones positivas. Asumimos no haber sabido transmitir a nuestros clientes el espíritu del proyecto ‘La vida azul’ de una forma correcta“, explica.

TRES DECISIONES

Además, la cadena de supermercados anuncia tres decisiones: revisar la lista de productos y “retirar los menos adecuados”; abrirse a la colaboración con organizaciones de consumidores y los nutricionistas que alertaron sobre su campaña y reforzar el etiquetado que recuerde a sus clientes que los productos frescos y de temporada “son siempre la mejor opción”.

“Esperamos que estas medidas demuestren nuestra verdadera preocupación por mejorar la alimentación de nuestros cliente y colaboradores”, concluye la nota.

El nutricionista Carlos Ríos, responsable de RealFooding y uno de los que lideró la protesta, ha celebrado en sus redes sociales la respuesta de Alcampo. “Ojalá esto sea un pequeño paso que consiga grandes logros, que cada vez tengamos más poder de cambiar las cosas, gracias a la transmisión del conocimiento, a la concienciación ciudadana, a la divulgación de la comida real”, escribe en Twitter

Publicidad

Comentarios