Sandra Sabatés lanzaba este jueves un alegato inesperado y contundente en ‘El Intermedio’ sobre ‘La Manada’. La periodista removió conciencias y logró el aplauso unánime de las redes sociales, curiosamente el mismo sitio en el que muchos han dudado del relato de la víctimas de Sanfermines.

Publicidad

En la misma esquina de la mesa en la que suele apoyarse El Gran Wyoming para sus discursos importantes a la audiencia, Sandra Sabatés realizaba un alegato que hacía pensar a muchos y removía conciencias. El tema: la agresión sexual del llamado grupo ‘La Manada’ a una joven en los Sanfermines de 2016 y cuyo juicio se está desarrollando actualmente. La periodista sorprendía por su contundencia en un alegato pocas veces visto, ya que no es habitual que Sandra haga este tipo de alocuciones en ‘El Intermedio’.

Muchos eran los tuiteros que recogían el momento en cuestión, en un vídeo de casi 2 minutos de duración y que arranca con Sandra Sabatés levantándose de la mesa para dirigirse a la mencionada esquina.

La periodista arrancaba con la recriminación de muchos a la víctima por intentar llevar una vida normal tras la agresión sexual sufrida. “Es una manera de culpabilizarla al tiempo que parece un intento de rebajar la responsabilidad de los supuestos agresores”, decía al respecto.

Sabatés recordaba entonces las palabras de Manuel Jabois, quien lamentaba en ‘El País’ que el hecho de que se hubiera puesto un detective a la víctima era una manera de decir que “la chica, además de haber sido violada tiene que aparentarlo”.

A continuación, la periodista recriminaba la labor de algunos medios de comunicación, destacando los titulares de ‘La Razón’ y de ‘El Español’ acerca de este caso de agresión sexual. El primero aseguraba que “las tres versiones de la víctima de la violación”, poniendo en duda así su testimonio y el segundo recreaba “la vida ‘normal’ de la chica violada en San Fermín: universidad, viajes y amigos”.

Los titulares, en los que se cuestiona el trauma de la víctima, “se hacen con demasiada frecuencia”, criticaba Sabatés, que reconocía que no sólo se producía en medios de comunicación y redes, recordando el caso de una juez que el año pasado preguntó a la víctima de una violación si había “cerrado bien las piernas”.

“¿Por qué en las agresiones machistas el foco parece estar siempre puesto en las mujeres? Sería impensable que alguien pudiera cuestionar a la víctima por ejemplo de un atraco por no haberse resistido lo suficiente a su agresor o por intentar rehacer su vida después del robo”, alegaba Sandra.

“Una víctima siempre es una víctima”, decía contundente Sabatés, que pedía que se informara con “responsabilidad” y “respeto” en este tipo de casos.

El alegato inesperado de Sandra Sabatés se convertía en todo un éxito en redes sociales, donde aplaudían su monólogo.

Publicidad

Comentarios