Alfonso Arús ha zanja su lío con Telecinco de manera tajante. En su programa, ha explicado y rebatido las declaraciones de Mediaset, que dio a entender la petición de una cifra desorbitada. “Si alguien intoxica, no es mi problema”, decía el presentador, que responde a las veladas acusaciones.

Publicidad

“Ellos trabajan con productoras afines y yo quiero trabajar con la mía”. Es el resumen que Alfonso Arús hacía para confirmar que no trabajará en Mediaset. Después de unos días de negociaciones, ambas partes rompían las conversaciones al no llegar a ningún acuerdo.

Era Mediaset el que primero ofrecía su versión, que no ha debido de gustar mucho a Arús. Por eso, el presentador zanjaba el lío después en su programa. En apenas dos minutos, Alfonso negaba las veladas acusaciones que le llegaban desde el grupo televisivo de Fuencarral.

“Ellos trabajan con productoras afines, con productoras de confianza (…). Yo también aporto, o aportamos, 35 años haciendo programas con una productora que es nuestra. Y ya está”, decía tajante.

“Y vas a continuar así”, aseveraba uno de sus colaboradores en el espacio que presenta en 8TV. “Y voy a seguir así”, contestaba tajante Alfonso Arús. “Si alguno intoxica, si alguno manipula, alguno distorsiona… no es mi problema”, añadía el presentador, que confirmaba negociaciones con otras cadenas.

“Ni he hablado mal de la negociación con esta cadena ni he hablado mal de las negociaciones con otras cadenas”, confirmaba. Arús, además, aseguraba que no había nada que anunciar porque su futuro estaba aún en el aire.

Alfonso Arús zanjaba así la polémica de su fichaje por Mediaset, finalmente frustrado. Pero también puntualizaba las razones que había dado la cadena. Y es que desde el grupo habían dado a entender que las pretensiones económicas habían roto la negociación.

“Pretensiones familiares”

Concretamente, Mediaset anunciaba el fin de las negociaciones por culpa de “las pretensiones de la familia Arús”. De hecho, acusaba directamente a esta causa el hecho de que la negociación no llegara a buen puert y no hubiera fichaje finalmente.

“Mediaset España da por finalizadas las negociaciones para la incorporación de Alfonso Arús”, comenzaban en la cadena. Conversaciones, “iniciadas en febrero pasado”. La cadena especificaba que había sido el propio Arús el que “se propuso a esta compañía como presentador”.

El grupo televisivo afirmaba que arrancaban entonces las negociaciones para la posible incorporación. Un fichaje que “en ningún caso se produciría antes de que finalizara su actual colaboración con el Grupo Godó”. “Pero las pretensiones de la familia Arús han impedido que la negociación llegara a buen puerto”, afirmaban. Una frase que daba a entender la petición de una cifra alta de sueldo.

Algo que Arús ahora ha negado, especificando el motivo por el que no ambas partes no han firmado.

Publicidad

Comentarios