Alfonso Rojo culpa directamente a Ferreras de su despido fulminante de ‘La Razón’. El periodista no ha dudado en señalar al presentador de ‘Al Rojo Vivo’ y a la cúpula de Atresmedia.

Publicidad

Columnista hasta ahora de ‘La Razón’, Alfonso Rojo ha sido despedido de manera fulminante. Según él, en represalia por denunciar en su portal ‘Periodista Digital’ el “sectarismo de La Sexta”. Y no ha dudado en encontrar un par de culpables rápidamente. El primero de ellos, Antonio García Ferreras, presentador de ‘Al Rojo Vivo’. Por el otro, Javier Bardají, director general de Atresmedia TV.

Ha sido el propio Alfonso Rojo el que ha compartido en Twitter un par de artículos de su diario digital. En ellos explica que Ferreras y Bardají dieron la orden y presionaron a ‘La Razón’ para que despidieran a Rojo.

En este primer texto, Rojo asegura que La Sexta se ha convertido en vocera del independentismo catalán. “Lo cierto es que en la cadena que controla el millonario García Ferreras, junto a su mujer, la patrona d elos refugiados, Ana Pastor, presentan su sectaria, escorada y perniciosa cobertura de ese tema crucial para España que es el reto separatista en Cataluña, como ‘periodismo de investigación‘. Con toda la caradura”, escribe en su diario digital.

Rojo también denuncia que las presiones llevaron a que en marzo de este 2018, Antena 3 dejara de contar con él. El periodista, tras dos años de colaboraciones, era despedido de ‘Espejo Público’.

Según él, ahora Bardají y Ferreras han llevado a cabo una estrategia en Semana Santa para forzar a ‘La Razón’ a despedirle. Alfonso Rojo dejaba así de escribir sus dos columnas semalanes, tras cuatro años trabajando en el periódico.

Ironía en Twitter

Después de acusar directamente a Ferreras, Alfonso Rojo se mostraba irónico en redes. En otro tuit, que linkaba de nuevo a un texto de su diario digital, el periodista asegura que “no voy a Ferreras, que si es periodista, llamando a ‘La Razón’ para que me echen”.

El periodista dice que “eso es labor de otros que ganan casi lo mismo y son relaciones públicas y no periodistas”. Sin embargo, en el texto que comparte, de nuevo se señala al presentador de La Sexta como responsable de su despido.

 

Publicidad

Comentarios