Álvaro de Marichalar se ha querido convertir en estandarte de la lucha contra el independentismo y, tras ser retenido en el Palacio de la Generalitat este jueves, ahora ha denunciado en un vídeo que los Mossos le pegaron. “Me han linchado”, acusa desde la misma cama del hospital.

Publicidad

En un vídeo que ha hecho público en Twitter el usuario JGutierrez66 (@ferreriasjg), Álvaro de Marichalar asegura que los Mossos que este jueves le retuvieron en el Palacio de la Generalitat le dieron una paliza.

En el vídeo, Marichalar aparece en la cama del hospital Clínic de Barcelona, con una vía, cableado y una gasa en la cabeza tapando supuestamente una brecha en la frente. En menos de un minuto, el hermano aventurero de Jaime de Marichalar cuenta que ya ha denunciado “al sargento y a los 8 que le acompañaban, que me han linchado”.

A pesar de sus heridas, que algunos han puesto en duda, asegurando que se trata de una exageración, Álvaro de Marichalar ha hecho más hincapié en la actuación de los Mossos, a los que acusa de haber “pervertido y humillado el uniforme de los Mozos”.

“Cuando me pegaban, y veía el emblema de mi familia, que son las barras de Cataluña y de Aragón, y mi antepasado, don Jaime I el Conquistador, conde de Barcelona, ha sido el momento más denigrante y horrible que he sentido probablemente en toda mi vida”, narra en el vídeo Álvaro, que vuelve a insistir en que los Mossos le dieron una paliza.

“Con la bandera y con el símbolo de mi propia sangre, me hayan pegado ocho mafiosos que pervierten la historia milenaria verdadera de Cataluña”, decía un Álvaro que se despedía con un “a ver si me recupero de esta”.

El vídeo tiene su origen en los hechos que se produjeron este pasado jueves, cuando Álvaro de Marichalar acudía a la Plaza Sant Jaume de Barcelona, sede de la Generalitat y el Ayuntamiento de la ciudad. Su lucha contra el independentismo le llevaba a mostrar una pancarta con el lema en inglés “Cataluña es España” y estaba dispuesto a celebrar las elecciones que iba a convocar Puigdemont, -y que luego no hizo-. Eso sí, rodeado de independentistas que pedían todo lo contrario.

Por su propia seguridad, Álvaro de Marichalar era sacado por los Mossos de la Plaza y llevado al interior de la Generalitat. Más tarde, era retenido acusado de resistencia a la autoridad y desobediencia cuando los agentes trataban de protegerle. Él denunciaba horas más tarde que había sido “secuestrado” y, ya este viernes, se compartía este vídeo en el que aseguraba haber recibido una paliza.

Publicidad

Comentarios