Andrea Levy (PP) no quiere que le pase lo que a Toni Comín y se ha puesto en su teléfono móvil un protector que evita que cámaras de vídeo o fotográficas puedan captar lo que aparece en la pantalla.

Publicidad

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP y diputada en el Parlamento de Cataluña, Andrea Levy, ha decidido tomar medidas para evitar que le pase lo que al exconseller de la Generalitat Toni Comín, al que el ‘El Programa de Ana Rosa’ (Telecinco) le grabó su teléfono móvil cuando leía los mensajes que le había enviado Carles Puigdemont.

Su remedio anti-espías consiste en un protector de pantalla que precisamente se hizo instalar este martes. Se trata de un elemento que ofrece la seguridad de que sólo se puede ver la pantalla del teléfono si se mira de frente, de manera que cuando se trata de ver en un ángulo superior a los 30 grados de inclinación, la pantalla aparece totalmente oscura sin que se pueda identificar ni apreciar el contenido de la misma.

Este tipo de protectores están a la venta en prácticamente cualquier tienda de dispositivos y componentes para móviles y tiene un coste muy reducido que, dependiendo del modelo de móvil, oscila entre los 2,20 y los 11 euros.

Andrea Levy ha confirmado esta información de ‘La Vanguardia’ en su cuenta de Twitter con un emoticono de un detective y una lupa.

Publicidad

Comentarios