Como ya hiciera el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, la exdiputada de la CUP Anna Gabriel también huye de la Justicia y anuncia que se queda en Suiza y no irá a declarar este miércoles ante el Tribunal Supremo.

Publicidad

Otra independentista huida de la Justicia. Anna Gabriel ha anunciado que se queda en Suiza y no acudirá a declarar ante el Tribunal Supremo. La exdiputada de la CUP está citada este miércoles como investigada en la causa que instruye el magistrado Pablo Llarena por el proceso independentista:.

“No iré a Madrid. Como no tendré un juicio justo en mi país, he buscado un país que pueda proteger mis derechos“, ha señalado en una entrevista publicada este martes en el periódico suizo ‘Le Temps’.

La anticapitalista ha comparado la situación en España con “lo que sucede en estos momentos en Turquía” y ha criticado que está siendo investigada por su actividad política, ya que siempre ha defendido pacíficamente la celebración del referéndum del 1 de octubre, ha dicho.

Posteriormente ha comunicado su decisión al Supremo escudándose en que “no existe derecho a un juicio justo”. El escrito registrado, presentado por la procuradora de Gabriel, Isabel Alfonso Rodríguez, esgrime que se pone en contacto con el TS “por cuestiones de lealtad procesal” y considera que no están garantizados los derechos de la exdiputada: “Sus derechos fundamentales se verían gravemente comprometidos de aceptar voluntariamente su participación en el presente procedimiento”.

DICE QUE SERÁ MÁS ÚTIL DESDE EL EXTRANJERO

“Cuando vi el destino de algunos de mis colegas que están en prisión desde diciembre, me di cuenta de que debía irme. No soy la única en arriesgarme a ir a la cárcel, el resto del Govern está amenazado”, ha explicado también Gabriel en la entrevista a ‘Le Temps’, en referencia a los consellers cesados en prisión preventiva, y ha considerado que será más útil a su movimiento desde el extranjero que desde la cárcel.

Ha asegurado que “la cuestión de Cataluña debería poder resolverse políticamente, pero las autoridades españolas quieren silenciar la independencia mediante la represión”, y sostiene que el Gobierno central no actúa ante la violencia de grupos fascistas.

Asimismo, lamenta que “maestros, policías, políticos e incluso meros electores” también están siendo investigados por su papel en el proceso independentista catalán.

POSIBLE EXTRADICIÓN Y ASILO

En declaraciones a la televisión suiza RTS, Anna Gabriel contempla que el juez del TS Pablo Llarena decida pedir su extradición por no acudir a la cita del miércoles y concluye: “Entonces Suiza deberá decidir qué hará conmigo”.

También explica que ella misma y sus abogados creen que “una extradición sería ilegal porque no hay base para sostener” que haya cometido ningún delito, y alegarán que el proceso judicial en España es una persecución política contra su persona.

“Suiza no acepta las extradiciones que son de personas perseguidas políticamente, y este es mi caso”, y ha detallado que su intención es establecerse en Ginebra y retomar su actividad académica, que ya desarrolló en Catalunya como profesora de Derecho en la Universidad de Barcelona (UB).

Gabriel añade que aún no ha pedido el asilo político, pero que contempla hacerlo próximamente si hubiera solicitud de extradición y esto complicara su vida en Suiza: “Voy a intentar trabajar e instalarme aquí. Si no puedo porque hay una orden de extradición, pediré asilo político”.

Publicidad

Comentarios