Pesesín se convirtió en el gran protagonista de las redes sociales durante toda la jornada del miércoles. Se trata de un pez al que alguien encasquetó sin previo aviso a sus vecinos de un bloque de viviendas de Gijón mientras disfrutaba de sus vacaciones. Ahora ya se sabe quién es la dueña del animal.

Publicidad

La dueña de Pesesín le abandonó en el portal, se marchó de vacaciones y, por medio de una nota anónima, dejó a sus vecinos al cuidado. “¡Hola vecinos! Me voy unos días de vacaciones y no me dejan llevar a Pesesín. Necesito vuestra ayuda para que le deis de comer, sólo se le debe dar una vez al día. Dejo la comida y un cuadro para saber cuándo comió”.

Sorprendentemente, esta comunidad se volcó y atendió a la perfección al pececillo. Le dieron de comer todos los días desde el pasado 2 de julio, le limpiaron el agua de la pecera e incluso compraron otro bote de comida al acabarse el que había.

La historia, compartida en Twitter por Nuria, una vecina del edificio, se hizo viral, con cientos de mensajes destacando el comportamiento ejemplar de la comunidad. Hasta la Policía Nacional comentó el asunto.

Ahora conocemos el final de este historia. La vecina que había dejado a Pesesín llegó ayer de vacaciones y alucinó con la fama de su mascota. Yurena, que así se llama, dejó además otra nota en el portal para agradecer a sus vecinos cómo habían cuidado a su pez: “¡Muchas gracias a todos los vecinos! De parte de Pesesín y en particular a los que habéis cambiado el agua y comprado comida. Aunque la comida que había dejado daba para un par de meses y ahora tendré que ponerlo unos días a dieta. Le ha encantado conoceros”.

El programa ‘Crónica’ de Cuatro visitó a Pesesín y habló con las otras dos protagonistas de la historia. Yurena explica que sus padres le dijeron que se iban de viaje y que no podía llevarse al pez. Dice que preguntó a amigos y familia pero que no encontró a nadie que se pudiera hacer cargo del animal, por lo que se le ocurrió como último recurso dejarlo en el portal con la nota. “Pensé, lo pongo en el portal, que alguien pasará que le eche comida”, comenta.

Nuria, por su parte, dice que creía que su tuit podía tener éxito, pero ni mucho menos tanto: “Sí que supuse que este asunto iba a dar alguna vuelta por Internet, pero no a estos niveles”.

Publicidad

Comentarios