La compañía fabricante de productos para el hogar como Ariel o Ambi Pur ha sido la última en fugarse de Cataluña ante la inestabilidad generada por el desafío independentista. Ya son más de 3.200 las empresas que han abandonado esta comunidad después del referéndum del 1-O.

Publicidad

La compañía catalana BlueSun, fabricante de productos para el hogar como Ariel o Ambi Pur, ha decidido trasladar su sede social de Mataró (Barcelona) a Alcalá de Guadaíra (Sevilla), ante la situación política en Cataluña.

La empresa cuenta con más de 500 empleados, 10 marcas y presencia en 13 países. Además, produce más de 350.000 toneladas al año desde sus tres centros en Barcelona (Mataró y Sant Adrià del Besós) y Alcalá de Guadaíra, que suman más de 100.000 metros cuadrados de superficie.

Ahora, su central estará en el municipio sevillano, donde cuenta con un centro de producción de 47.000 metros cuadrados de superficie y 14.000 de instalaciones industriales, donde se ha especializado en la producción de productos con base de lejía, agua destilada y amoniaco.

El director general de BlueSun, Rafael Peces, ha dejado claro que este traslado “no será algo coyuntural ni temporal”. “Debido a la inestabilidad política en Cataluña, empezamos a tener ciertas inquietudes entre nuestros clientes y proveedores. Nuestra responsabilidad es defender a nuestros empleados y nuestros accionistas, por lo que decidimos despejar esa incógnita y aprovechar que teníamos una fábrica en Alcalá para trasladar nuestra sede social a la fábrica alcalareña”, ha indicado.

UNA SANGRÍA QUE NO CESA

Más de 3.200 empresas han trasladado su sede social de Cataluña a otros lugares de España después del referéndum independentista ilegal del pasado 1 de octubre, según los datos del Colegio de Registradores de España.

La inmobiliaria Habitat, la compañía de mobiliario exterior Kettal y la química DuPont son tres de las últimas empresas que han salido de la región.

Publicidad

Comentarios