Arran se ha atribuido el ataque cometido contra el diario digital ‘Crónica Global’ y lo ha justificado para “poner sobre la mesa el papel de los medios de comunicación” a los que acusan de “encubrir” y “alentar” agresiones cometidas por grupos de ultraderecha.

Publicidad

La organización juvenil independentista Arran se ha atribuido el ataque de este jueves contra la sede del medio digital ‘Crónica Global’ en Barcelona.

Tres personas encapuchadas realizaron en la madrugada del miércoles al jueves pintadas contra el “fascismo” (“Il·luminem la foscor, ofeguem el feixisme”) y rompieron a martillazos las cristaleras de la fachada del edificio donde tiene la redacción el periódico.

Las cámaras de seguridad recogieron toda la secuencia del ataque, que está siendo investigado por los Mossos d’Esquadra y ha sido denunciado ante la Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación, que ya ha abierto diligencias.

En un comunicado publicado en su perfil de Twitter, Arran se ha atribuido la acción y la han justificado en la necesidad de “poner sobre la mesa el papel de algunos medios de comunicación en el encubrimiento y el aliento a los grupos neonazis“.

A su juicio, ‘Crónica Global’ actúa como “cómplice de estas agresiones cuando hablan de las pacíficas manifestaciones de Societat Civil Catalana que acaban con personas heridas, o cuando se inventa noticias para atizar un conflicto identitario en Cataluña que solo se intenta crear desde la derecha”.

“ALAS A LAS AGRESIONES FASCISTAS”

La entidad independentista, cercana a la CUP, denuncia el aumento de agresiones fascistas y considera que “blanquear sus actuaciones desde los medios de comunicación (…) es atizar el fascismo y dar carta blanca para actuar”.

“Se tiene que exigir a todos los medios que dejen de dar alas a las agresiones fascistas y se tiene que señalar a aquellos que lo hacen interesadamente”, añade en su comunicado Arran.

Publicidad

Comentarios