Los empresarios alemanes afincados en Cataluña han dicho basta al conflicto institucional que vive esta comunidad. Y han aprovechado para ello un encuentro institucional con el presidente del Parlament, Roger Torrent.

Publicidad

Varios de los asistentes al coloquio organizado por el Círculo de Directivos de Habla Alemana del Círculo Ecuestre, en Barcelona, han mostrado su enfado con el presidente del Parlament, Roger Torrent, y uno de ellos ha llegado a afirmar que todos los dirigentes independentistas deberían estar en la cárcel: “Yo voto para que todos ustedes vaya a prisión”.

El comentario ha sido acogido con aplausos mayoritariamente pero también con algún silbido, y el mismo socio de la entidad que lo ha pronunciado, que no se ha identificado, ha acusado a los independentistas de llevar “30 años mintiendo” con las bondades inexistentes que tendría, a su juicio, un Estado catalán.

Usted nos ha puesto en la Edad Media y vamos a tener que esperar mínimo 20 años para conseguir otra vez la fase que teníamos antes. Por sus mentiras y porque van contra la ley yo voto para que todos ustedes vayan a la prisión”, ha dicho este empresario.

“NOS OFENDE EL LAZO AMARILLO”

Otra de los asistentes le ha afeado a Torrent que lleve el lazo amarillo, símbolo para pedir la liberación de los presos separatistas, asegurando que es un lazo subvencionado y ofensivo: “Le pediría que se abstuviera de llevar este lazo. A muchos de nosotros nos ofende y mucho”.

“Los que están en prisión no son ningunos angelitos”, ha añadido la mujer, también entre los aplausos del público. Torrent ha respondido que si no llevara el lazo amarillo igual seguiría defendiendo las mismas convicciones.

Un tercer asistente ha criticado las expropiaciones que hubo durante la Segunda República por parte de la administración catalana, y ha lamentado que familiares suyos tuvieron que emigrar para evitar “un tiro en la nunca bajo la mirada de la Generalitat”.

El presidente del Círculo de Empresarios de habla alemana, Albert Peters, ha intentado poner paz y ha hecho un llamamiento al diálogo y a encontrar soluciones para hacer de Cataluña una sociedad “más fuerte”. “Nosotros no vamos a dejar de lado a nuestros trabajadores catalanes”, ha afirmado. Aunque también ha avisado: “Si se viola la Constitución nos vamos”.

Torrent ha dicho que le motiva oír opiniones discrepantes, y en relación al polémico acto del Colegio de Abogados de Barcelona en el que varios asistentes se levantaron cuando habló de presos políticos, ha concluido: “Dialogar es fundamental en política, como yo hoy he escuchado y no me he levantado y no he salido de la sala”.

Publicidad

Comentarios