La Unión Ciclista Internacional (UCI) ha anunciado que Chris Froome, ganador de cuatro Tour de Francia, dio positivo en un control antidopaje de la pasada Vuelta a España que él mismo ganó.

Publicidad

El ciclista británico superó en 1000 nanogramos/mililitro la dosis permitida de salbutamol, un broncodilatador, en una muestra tomada el pasado 7 de septiembre, tras la 18ª etapa con final en Santo Toribio de Liébana (Cantabria). Froome conoció el positivo el día 20 de ese mes.

“La Unión Ciclista Internacional (UCI) confirma que ha notificado al ciclista británico Christopher Froome un resultado analítico anormal de salbutamol, con una concentración superior a 1000 ng/ml, en una muestra recogida durante la Vuelta. en España, el 7 de septiembre de 2017. El ciclista fue informado el 20 de septiembre de 2017 “, dice la UCI en el comunicado. “El análisis de la muestra B confirmó el positivo en la muestra A del ciclista del equipo Sky”.

La UCI explica también que la cantidad encontrada (1000 ng/ml) no se interpreta como uso terapéutico y que, salvo que el deportista demuestre lo contrario, será considerado como una muestra adversa -como un positivo-. Y es que se trata de una dosis terapéutica por inhalación “superior a lo indicado”.

“De conformidad con el Artículo 7.9.1. de las Reglas Antidopaje de la UCI, la presencia de una sustancia específica tal como el salbutamol en una muestra no obliga a la suspensión provisional obligatoria del corredor”, añade el propio texto de la UCI.

Cuádruple ganador del Tour de Francia (2013, 2015, 2016, 2017), Froome ganó este año su primera Vuelta a España, logrando un doblete sin precedentes en la misma temporada desde 1978.

Además, hace unos días anunció su participación en el Giro de Italia 2018, la única grande que aún no ha ganado. En su punto de mira está el doblete Giro-Tour que no se ha logrado desde 1998, cuando lo consiguió Marco Pantani.

Tras hacerse público su positivo, Froome explica por medio de un comunicado del equipo Sky el tratamiento que siguió durante la competición para tratar un ataque de asma más fuerte que los que suele sufrir, asegurando que en todo momento siguió los consejos de su médico: “Mi asma empeoró en la Vuelta, así que seguí los consejos del médico del equipo para aumentar mi dosis de Salbutamol. Como siempre, tomé la mayor precaución para asegurarme de no utilizar más de la dosis permisible”.

“Es bien sabido que tengo asma y sé exactamente cuáles son las reglas. Utilizo un inhalador para controlar mis síntomas (siempre dentro de los límites permisibles) y sé con certeza que voy a someterme a pruebas todos los días en que lleve puesto el maillot del líder de la carrera”, explica el británico, que asegurara que colaborará en todo lo que le pidan con la UCI: “Me tomo muy en serio mi posición de liderazgo en mi deporte. La UCI está en lo correcto al examinar los resultados de las pruebas y proporcionaré toda la información que requiera”.

Dave Brailsford, jefe del equipo Sky, apoya incondicionalmente a su líder: “Hay problemas médicos y fisiológicos complejos que afectan el metabolismo y la excreción de Salbutamol. Nos comprometemos a establecer los hechos y comprender exactamente lo que sucedió en esta ocasión. Tengo la máxima confianza de que Chris siguió las indicaciones médicas para controlar sus síntomas de asma,manteniéndose dentro de la dosis permisible de Salbutamol. Por supuesto, haremos todo lo que podamos para ayudar a resolver estas cuestiones”.

Publicidad

Comentarios