Con más de 45 minutos sobre el horario previsto, bajo un calor sofocante y entre gritos de “presidente, presidente” de un grupo de vecinos que le esperaban, Mariano Rajoy se ha reincorporado este miércoles a su puesto de trabajo en el Registro de la Propiedad de Santa Pola, una localidad de la costa alicantina de poco más de 33.000 habitantes.

Publicidad

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha comenzado este miércoles su nueva vida laboral, tras su extensa etapa política. Ha sido en Santa Pola (Alicante), donde se ha reincorporado a su plaza de registrador de la propiedad. El exdirigente popular ha apelado a la normalidad y ha asegurado llegar sin nervios. Pero su entrada a las instalaciones del Registro se ha producido entre gran expectación mediática y con la presencia de decenas de vecinos.

Sobre las 09.45 horas, con 45 minutos de retraso, accedía Mariano Rajoy a su lugar de trabajo. Allí le aguardaban periodistas y otros ciudadanos, que le han recibido entre aplausos y gritos de “presidente, presidente”. Muchos de ellos estaban asomados a los balcones cercanos y han hecho fotos y vídeos al ya expolítico con sus teléfonos móviles.

SIN NERVIOS

Cuando le han preguntado si estaba nervioso por su vuelta, Rajoy ha contestado que no. Y ha recordado que ha trabajado “muchas veces” en su vida. “No estoy nervioso, pero son muchos años fuera y muchos los que he dedicado a la vida política y ahora a mi profesión”, ha aseverado.

Sobre los cuantiosos informadores que esperaban su incorporación al trabajo, Rajoy -que se mostrado sonriente y afable- ha comentado que estaba convencido de que ellos creen que es un noticia. “Y por eso están ustedes aquí, pero no tengo muchas más cosas que decir de las que he dicho en las últimas fechas. Yo me he retirado de la política, no hay mucho más que decir“, ha insistido.

Rajoy estuvo ya ayer en Santa Pola para tomar posesión de su puesto en la plaza de registrador de la propiedad en el municipio. Allí comió en un restaurante antes de entrar a las instalaciones del Registro. Una vez allí, Francisco Gaspar Riquelme, quien ha ocupado la plaza de forma interina durante 28 años, le presentó a los integrantes de la plantilla.

Hoy, al exjefe del Ejecutivo español se le ha planteado también si se va a trasladar hasta la población alicantina su familia, algo que, según ha dicho, aún no sabe. De momento, se aloja en un hotel alicantino y a primerísima hora de esta mañana ha sido visto cuando ha salido un rato a andar.

Publicidad

Comentarios