El centro cívico El Turó de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), en el que tenía que votar Oriol Junqueras, ha amanecido con su cerradura llena de silicona, impidiendo así que pueda celebrarse el referéndum ilegal.

Publicidad

Han sido la veintena de personas que han acudido de madrugada a custodiar el centro electoral dispuesto por la Generalitat en el que estaba previsto que votara Oriol Junqueras, los que se han encontrado con la cerradura del local obstruida con silicona, como han denunciado en las redes sociales.

El centro, que había permanecido cerrado toda la noche, comenzaba a recibir gente entorno a las 5:00 horas de la mañana, con la intención de custodiarlo y que pudiera abrir con normalidad para acoger la votación del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional. 

Los concentrados comprobaban a su llegada que la cerradura estaba obstruida con silicona, por lo que han esperado a que llegara algún responsable con las llaves para saber si se podría abrir o no. Finalmente, decidían cambiar el centro y trasladar las votaciones al colegio Sant Jordi de la misma localidad de Sant Vicenç dels Horts.

Para ello, colgaban incluso un cartel en el que avisaban del cambio y aludían que se trataba de “un acto vandálico”.

Publicidad

Comentarios