El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha denunciado que la tienda de comestibles de sus padres en Granollers (Barcelona) ha amanecido este jueves con pintadas en la fachada.

Publicidad

La persiana del establecimiento ha aparecido empapelada de carteles a favor del ‘sí’ en el referéndum independentista que la Generalitat pretende celebrar el 1 de octubre y mensajes amenazadores.

“Que mis padres tengan que sufrir las consecuencias de energúmenos que intimidan a su hijo por estar en política, por supuesto que lo vamos a denunciar”, ha dicho Albert Rivera en una entrevista en la Cadena SER.

“No permitiremos que los golpistas acosen a mi familia ni señalen sus negocios, algo más propio de regímenes totalitarios“, ha indicado, para añadir que “los responsables de lo que ocurra en Cataluña estos días tienen nombres y apellidos: Carles Puigdemont y Oriol Junqueras”.

“Los golpistas ya no solo se conforman con acosar a diputados, Guardias Civiles, concejales o funcionarios, sino también a sus hijos y familiares. No nos van a callar, los demócratas y el Estado de Derecho somos más fuertes”, ha apuntado.

No es la primera vez que el comercio de los padres del líder de Ciudadanos sufre un ataque de estas características. En 2008, la fachada exterior de la tienda amanecía con una diana pintada e insultos dirigidos al propio Albert Rivera y a su familia.

También en 2005, justo unos días antes de que Rivera fuese elegido presidente de Ciudadanos, les rompieron los carteles de la tienda. Más tarde se averiguó que los autores eran “dos jóvenes independentistas”.

Pero sin duda, las amenazas más graves han ido directamente contra el líder de la formación naranja, que ha recibido en su casa diversas amenazas de muerte. En una de ellas, dos militantes de las JERC (Juventudes de Esquerra Republicana) dejaron en la puerta de su domicilio una foto de Rivera con una bala incrustada en la cabeza.

Publicidad

Comentarios