Ya estamos todos. Sólo faltaba él por opinar de la crisis catalana. José Maríaz Aznar, a través de la Fundación FAES, ha irrumpido en el debate para acusar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de inacción y para urgirle a actuar ya o convocar elecciones generales.

Publicidad

En un comunicado, FAES emplaza al Gobierno a actuar ya ante el “ataque frontal” a la ley y a la democracia del presidente catalán, Carles Puigdemont, y no permanecer en la “inacción”. Es más, cree que si no lo hace, se debe dar a los españoles la posibilidad de “decidir” con qué propuesta y con qué apoyo electoral se deberá afrontar esta coyuntura crítica para España, en referencia a unas posibles elecciones generales.

Según la fundación que dirige José María Aznar, hay por delante “decisiones apremiantes que pueden resultar críticas”, aunque en ningún caso hace alusión al artículo 155 de la Constitución u otros mecanismos como la Ley de Seguridad Nacional para tomar las riendas de la situación en Cataluña.

Los acontecimientos en Cataluña producen estupor. Por lo que son y por la entidad de la respuesta que han recibido hasta ahora. Un estupor que en muchos catalanes se manifiesta ya en una dramática sensación de abandono institucional. El acoso a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, inconcebiblemente eficaz y duradero, no ha hecho más que agravar esa sensación, ante la impunidad de los que saben que si consiguieran desalojar a las Fuerzas de Seguridad, desalojarían, simbólica y realmente, al propio Estado”, señala.

“El Gobierno debe emplear todos los instrumentos constitucionales que en virtud de las mayorías parlamentarias actuales no sólo están a su disposición sino que tiene la inexcusable obligación de utilizar. Y de hacerlo inteligente y eficazmente. Su mayoría parlamentaria es suficiente para activar toda la potencia política prevista para la defensa de la Constitución. No se puede pretender hallar ahí excusa aceptable alguna para continuar en la inacción, ni ampararse en cálculos de oportunidad, eficacia o coste. Todas esas cautelas desaparecen cuando se comprende la magnitud de la amenaza“, apunta.

“El Gobierno debe actuar tal y como la nación necesita que lo haga. Buscando cuantos apoyos pueda, pero sin ellos si eso retardara o condicionara el cumplimiento de su mandato constitucional”, asegura, para añadir que “la ley es el precio de la libertad, la libertad es el premio de la ley”.

Es más, FAES subraya que si el Ejecutivo de Mariano Rajoy no encuentra el “ánimo” para actuar o tuviera que reconocer “su incapacidad”, debería “otorgar a los españoles la posibilidad de decidir qué gobierno, con qué propuesta y con qué apoyo electoral se deberá hacer frente a esta coyuntura crítica para España”.

Publicidad

Comentarios