Un grupo de empresarios y ciudadanos ha creado una asociación para convertir a Barcelona en independiente de Cataluña y que sea la nueva comunidad autónoma de España.

Publicidad

Se llama Barcelona Vía Fora y pretende que la provincia sea independiente de Cataluña. Pero no para convertirse en un nuevo país sino para ser comunidad autónoma propia de España.

Es el deseo de los empresarios y ciudadanos que han creado esta asociación que agrupa a constitucionalistas de la provincia catalana menos soberanista.

Los empresarios y ciudadanos fundadores, unos 40, quieren con Barcelona Vía Fora impulsar la conversión de su provincia en una autonomía uniprovincial y zafarse así del movimiento separatista.

La entidad ha sido ya registrada en la Generalitat y ahora han comenzado con una campaña de difusión. Además, buscan apoyos y firmas para poder asentarse entre la población barcelonesa.

Curiosamente, la pretensión de este colectivo es legal. La Constitución tiene previsto en el artículo 2 (y desarrollado después en los 143 y 144), que “las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades Autónomas”. Sería el caso de Barcelona.

La iniciativa para llevarlo a cabo corresponde a “todas las diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente”. También “a las dos terceras partes de los municipios cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla”.

Barcelona Vía Fora tendrá un plazo de seis meses desde que lleguen a un primer acuerdo al respecto, si es que llegan a hacerlo. Cuando cumplan las condiciones, las Cortes Generales tendrían que autorizar la conversión en comunidad autónoma mediante una ley orgánica. De no hacerlo, los promotores tendrán que esperar cinco años para reactivarla.

La idea puede sonar loca, pero tras los resultados de las nuevas elecciones en Cataluña, muchos serán los que apoyarán la iniciativa.

Los mismos argumentos independentistas

El independentismo recibe así una dosis de su propia medicina, pues Barcelona Vía Fora defiende su separación con los mismos argumentos que los secesionistas. Incluido el ‘Espanya ens roba’, cambiado esta vez por “la Generalitat nos roba”.

“La Generalitat obtiene de Barcelona el 81,5% de sus ingresos pero destina solo el 65,5% de sus gastos. Por tanto el déficit fiscal asciende al 16%. La ciudadanía que reside en el Barcelonés, el Vallés Occidental, el Bajo Llobregat, el Maresme, el Garraf o el Vallés Oriental está pagando más en impuestos a la Generalitat de lo que recibe. Sería un hecho incuestionable; que si Barcelona fuera una Autonomía propia, la calidad de vida de los barceloneses aumentaría notablemente”, subraya el movimiento en sus argumentos fundacionales.

La separación y el acceso a un autogobierno, dicen, “es lo mejor para la ciudad de Barcelona, para su permanencia como una de las capitales más importantes de Europa, su consolidación y expansión de la Marca Barcelona en el mercado europeo y mundial”. “Invocamos nuestro derecho a decidir”, reclaman, haciendo uso de uno de los principales lemas del independentismo.

Barcelona Vía Fora quiere comenzar a recoger firmas dentro de un mes en la calle. La deriva de la Generalitat está provocando mucha incertidumbre en los empresarios, que han empezado así su propia movilización.

Publicidad

Comentarios