Noemí Galera ha tenido que llamar al orden a los concursantes por sus ‘trampas’ durante la Navidad. Y es que los chicos de ‘OT’ rompieron su promesa de no mirar redes sociales ni Internet.

Publicidad

Antes de salir de la Academia, los chicos de ‘OT’ prometieron seguir los ‘consejos’ de los profesores. Noemí Galera, el productor del programa, –Tinet Rubira-, y el resto de maestros les recomendaron no mirar redes sociales ni Internet. El propio Rubira les pidió que no interactuaran en redes y que evitaran la exposición pública. Algo que en casos como los de Nerea, Roi o Cepeda no ha sucedido.

Este martes, tras reencontrarse con ellos, Noemí Galera dejaba patente su enfado. Y aunque la bronca no era de alto voltaje, llevaba implícita la decepción, lo que ha provocado más tristeza en los concursantes.

Reunidos en el salón frente a Noemí, los chicos de ‘OT’ veían cómo la directora mostraba su disgusto. “Habéis hecho cero caso de nuestras recomendaciones, de entrar en redes sociales, de mirar Internet…”, comenzaba la directora de la Academia.

Algunos, como Aitana, aseguraban que no se habían acercado a ese ‘mundo exterior’. “Mis padres no me han dejado”, comentaba la joven. Sin embargo, sí que han aparecido fotos suyas en perfiles de amigos y familiares.

“Da igual. Ya sois mayores, que cada uno haga lo que quiera. Las fotos están ahí y ya está”, continuaba Galera. Mientras tanto, Roi y Cepeda comentaban la bronca. “No, si os habéis visto, he visto la foto, está muy bien. Que cada uno haga lo que le de la gana”, decía con un tono de bronca. “¿Pero está mal?”, preguntaba Cepeda, aludido por su imagen junto a Roi y las familias de ambos.

“Ni es bueno ni es malo. No voy a entrar a juzgar en lo que hagáis. Ya sois mayores. Lo único que os pido es que cumplamos la promesa que le hicimos a Tinet, de ponernos a currar a saco a partir de ahora”, decía. La directora hacía alusión a la vaguería de muchos de ellos al entrar de nuevo en la Academia.

Además, les recriminaba que no la hubieran saludado como debieran y pedía que sí se levantaran para abrazar y felicitar las fiestas a los profesores. También exigía que se acabaran los comentarios sobre lo sucedido fuera de la Academia y aprovechaba para abroncarles por no trabajar lo suficiente de cara a la gala de Navidad. “Podría haber salido mucho mejor”, terminaba.

Publicidad

Comentarios