El humorista Andreu Buenafuente ha dado en el clavo en su análisis sobre Cataluña. Más serio que nunca en su monólogo y dejando de lado el humor, el presentador ha arrancado aplausos en las redes sociales.

Publicidad

Ha tenido que ser Andreu Buenafuente el que ponga sentido común y tire de las orejas a todos los políticos en un aplaudido monólogo en el que ha analizado la situación de Cataluña, las detenciones y la tensión.

Son muchos en las redes sociales los que han destacado que Buenafuente ha logrado dar en el clavo con el análisis más serio del proceso, después de que haya pedido hacer más política y llame al entendimiento, negándose a creer que no haya solución alguna.

Algunos ya vaticinan que Buenafuente será criticado por todos los lados por ser precisamente él mismo crítico con todos los políticos en general.

Y de hecho las críticas no se han hecho esperar. Algunos le han recordado que no sólo las detenciones crean un mal ambiente social en Cataluña, sino también aquellos que queman banderas de España y de la UE, o que se ha llegado hasta aquí por culpa de la corrupción de los Pujol.

Pese a ello, el aplauso a su análisis ha sido mayoritario. Aunque el monólogo dura algo más de 10 minutos, son los casi 4 primeros los que han alzado a Buenafuente como una de las voces más críticas con la situación y más sensatas al respecto.

Buenafuente arrancaba su monólogo asegurando que no pretendía hacer nada divertido porque lo necesitaba. El humorista empezaba recordando las palabras de Rajoy sobre los catalanes, que le gustaban porque “hacen cosas”. El humorista también reconoce que se habla de Cataluña más que nunca porque la actualidad obliga y que a esas horas, miles de ciudadanos estaban en las calles para protestar por las últimas detenciones. “Lo que era un conflicto político es ahora social. La cosa está muy crispada y yo me pregunto, ¿dónde está la gracia? Y te lo voy a decir. En ningún lado”, decía.

El presentador de ‘Late Motiv’ daba entonces su opinión personal, dejando claro que así era, y explicaba que se había llegado a esta situación “por no hablar y por no respetar, por los dos lados”. “No se hablan, no se entienden, se castigan, nosotros sufrimos y así estamos”, continuaba, narrando después que había estado todo el día pendiente de las noticias que llegaban de Barcelona.

“A mí lo que me parece, pero tampoco me hagas mucho caso, que con detenciones, prohibiciones y registros, a ver, buen ambiente no generas”, decía Buenafuente, que contaba también que vivía tanto en Barcelona como en Madrid y que conocía “gente sensata” en las dos ciudades.

“Me niego a pensar que esto no tenga solución (…) La tiene. Sólo hay que poner ganas, quitar fuerza y poner política. Política. Una palabra que está muy mal últimamente, muy desgastada”, comentaba Buenafuente.

El humorista también se preguntaba cuántos políticos conocían de verdad, de los que trabajaban por la gente y alababa la entrevista que concedían juntas las alcaldesas Manuela Carmena y Ada Colau.

Buenafuente reconocía que había hecho su monólogo más serio porque llevaba todo el día “jodido” y quería compartirlo con sus seguidores. “A veces hace falta ponerse un poco serio para poder seguir riendo el resto del tiempo”, terminaba un Buenafuente muy aplaudido en redes sociales.

Publicidad

Comentarios