David Bustamante ha decidido silenciar en las redes la denuncia que ha interpuesto contra el paparazzi Jordi Martín por agresión tras la pelea que ambos protagonizaron este pasado fin de semana.

Publicidad

Ni en su cuenta de Twitter ni en su cuenta de Instagram ha querido David Bustamante pronunciarse acerca del enfrentamiento que mantuvo contra el paparazzi Jordi Martín hace un par de días. El cántabro ha preferido enviar un comunicado y aclarar punto por punto lo sucedido, dejando sus cuentas en las redes sociales únicamente para comunicarse con sus fans o para mostrar sus trabajos sobre el escenario o en el estudio de grabación, así como las escenas de su vida privada más alegres y divertidas.

De hecho, y con la misma camiseta con la que aparece en las imágenes en las que se enfrenta a un paparazzi, David Bustamante agradecía los piropos de sus fans por su estilo capilar, que asegura, se debe a que no va peinado como es debido.

Pese a que en algunas ocasiones David ha utilizado sus redes para explicar ciertos comportamientos, -no es la primera vez que se pelea con fotógrafos-, esta vez Bustamante ha decidido que sean sus abogados los que envíen un comunicado para explicar que ha decidido poner una denuncia al paparazzi en cuestión, silenciando así la agresión.

El cantante asegura que Jordi Martín le amenazó y agredió después de una persecución en coche, donde llegaron a alcanzarse los 200 km/h en una autopista de Cataluña. Tal fue la violencia de la carrera que, según Bustamante, el coche del paparazzi llegó a invadir el carril por el que circulaba el artista. También se puso en paralelo para sacar algunas fotos, provocando que el cantante tuviera que desviar incluso su trayectoria. Por eso, en un momento, dado, decidió parar en una estación de servicio.

Allí, Bustamante le recriminó al paparazzi su actitud, respondiendo Martín “una serie de injurias, calumnias y amenazas de muerte, tanto a él como a su familia”, dice el comunicado. El forcejeo entre ambos provocó que Martín llegara a agarrar al cantante “por las muñecas” y le propinó “un pisotón”.

Ha sido en el cuartel de la Guardia Civil de Las Rozas donde Bustamante ha interpuesto la denuncia, quejándose además de la persecución mediática que sufre desde que se diera a conocer su separación de Paula Echevarría. 

Publicidad

Comentarios