El cara a cara de Rodríguez Zapatero y Artur Mas en ‘Salvados’ dejó a los expresidentes asumir errores, volver al inicio del ‘procés’ o lanzarse reproches. Demasiados, según el propio Jordi Évole. Recogemos la entrevista en 10 tuits.

Publicidad

Jordi Évole reunió en un bar a Artur Mas y a Rodríguez Zapatero para viajar al inicio del ‘procés’. El primero criticó con dureza la sentencia de 2010 del Constitucional sobre el Estatut, afirmando que fue ese organismo el que “expulsó a Cataluña de la Constitución”. Por su parte, el expresidente del Gobierno acusaba a los políticos independentistas de “mentir a la población prometiendo algo imposible”. Son sólo dos de los reproches que Zapatero y Mas se lanzaron en su cara a cara en ‘Salvados’. 

En el mismo escenario en el que Mas ya se puso frente a Felipe González en el año 2014, Zapatero y Mas se encontraban ante un Évole que marcó máximo de audiencia esta semana, superando los 4 millones de espectadores y rozando el 20% de share.

Los dos expresidentes confirmaron que el inicio del ‘procés’ se sitúa en el Estatut que ambos firmaron. Zapatero recordaba que prometió apoyar el Estatut que saliera del Parlamento catalán y reveló después cómo la palabra “nación” había desaparecido del artículo 1 del proyecto de Estatut pactado y que la solución a ellos fue hablar de nacionalidades y regiones. Una idea de Mas.

El expresidente del Gobierno reconocía también que la solución fue de emergencia y se hizo en el momento y planteó la gran dificultad de negociación porque “el PP estaba desbocado”.

Zapatero apuntaba también que “ningún estatuto en el mundo reconoce tanto autogobierno como el catalán” mientras que Mas señalaba que “hay artículos iguales que los tocados por el TC en otros estatutos autonomía que no fueron tocados”.

Entre los reproches, el referéndum organizado por Mas. Zapatero reprochaba al expresidente catalán que llamara a urnas con el resultado de “poner a los ciudadanos a dividirles, blanco o negro, para ser o no ser”.

Uno de los enfados más notables llegaba cuando Zapatero aseguraba que la gente ya ha tomado “lección de lo que no debe hacer” el próximo 21D. Mas se mostraba indignado, destacando que la gente no va a cambiar de opinión “después de los palos, después de todo”. Los dos coincidían, eso sí, en destacar que la participación será clave.

Pese a todo, al final, tanto Zapatero como Mas reconocían sus propios errores en el inicio de un ‘procés’ que ha llegado a límites insospechados. Por un lado, Mas afirmaba que le pusieron plazos a un proyecto de “una enorme complejidad” y e incluso decía haberlo hecho por presiones. Por su parte, Zapatero reconocía que “el nacionalismo catalán debería haber formado parte más activa de la gobernabilidad de España”.

Resumimos la entrevista en 10 tuits:

 

Publicidad

Comentarios