Pedro Duque ha concedido su primera entrevista como ministro. Ha sido en ‘Espejo Público’ y durante la misma ha reconocido la carencia que cree que tiene en su nuevo cargo.

Publicidad

Fue una de las sorpresas del Gobierno de Sánchez y muchos pusieron en duda su capacidad como ministro. Ahora, Pedro Duque ha concedido su primera entrevista y ha reconocido la carencia que cree que tiene en su nuevo cargo. Y esa no es otra que la relación con las fuerzas políticas.

Duque visitaba ‘Espejo Público’ este lunes y ante Susanna Griso admitía tener aún que aprender algún aspecto relacionado con su nuevo cargo. “Mi carencia es, sin ninguna duda y yo lo reconozco, es cómo hablar con las fuerzas políticas, cómo desentrañar su manera de pensar que todavía no entiendo de momento. Por eso quizás en mi equipo tiene que haber más gente que entienda de política y es menos importante que entiendan de ciencia y universidades e investigación”, decía el ministro.

El nuevo ministro ha asegurado que para solucionarlo está buscando un equipo competente.

También ha explicado cómo ha tenido que dejar su trabajo que “molaba bastante”. Y se ha permitido hacer una pequeña broma: “Me ha dado una excedencia… ¿Qué cómo no me la van a dar si ahora manejo sus fondos?”.

Además de a su trabajo en sí, Duque ha renunciado también a su sueldo, aunque ha dicho que no le importaba. “Me da lo mismo que vaya a ganar, el sueldo no tiene color, pero me da igual”. 

La llamada de Sánchez

Fue un día después de ganar la moción de censura que Sánchez descolgaba el teléfono y llamaba a Duque. El ahora ministro admite que le temblaron las piernas. “Fue el mismo día de después de convertirse en presidente”, explicaba Duque.

“También es una demostración de que la idea es ponerse a trabajar cuanto antes mejor. Al menos, me llamó a mi y creo que a los demás también”, contaba. “Me lo planteó en los primeros 30 segundos de conversación”, decía, reconociendo que le temblaron las piernas.

“Empiezas a darle vueltas, las consecuencias, a lo negativo que puede tener esto (…) qué va a pasar con mis hijos, con mi familia, con mi vida…”, explicaba. “Enseguida lo que pensé fue si me llama el presidente de mi país y me dice que me va a dar carta blanca en arreglar todo esto… Y además me dice que tengo que llegar a acuerdos para que sea permanente… no puedo decir que no. Como dicen los americanos, tengo que poner el dinero donde antes puse mi boca”, contaba.

Duque no dudaba tampoco en bromear con los memes que aparecieron tras conocerse que sería ministro. Susanna Griso le despedía deseándole suerte y él, con humildad, respondía: “Gracias, la voy a necesitar”.

Publicidad

Comentarios