Aitana y Ana Guerra vuelven a ser centro de polémica. Las redes cargan contra ellas por ir de amarillo en TV3. “Haré lo que me dé la gana”, dijo en la entrevista la canaria al respecto.

Publicidad

Tras lograr el doble platino digital con ‘Lo Malo’, Ana Guerra y Aitana se ven envueltas en la polémica. El dúo acudía a un programa de TV3 para someterse a una entrevista y cantar su archiconocido tema. Pero lo hicieron vestidas de amarillo, lo que muchos han interpretado como un apoyo a los políticos catalanes encarcelados.

Con una camiseta de tirantes amarilla, Aitana se enfrenta por segunda vez a estas críticas. Y es que ya escogió un jersey de este color cuando acudió a la recepción que le ofrecieron en el Ayuntamiento de su ciudad, Sant Climent de Llobregat. Entonces, la cantante aseguró haber cogido lo que tenía a mano en su casa. Y se quejó amargamente de no poder elegir el color amarillo libremente simplemente porque le guste.

Por su parte, fue Ana Guerra la que más claro dejó que iría como quisiera. “Ya, bueno, yo voy a hacer lo que me dé la gana”, contestaba la canaria cuando le hablaban de su estilismo. Con una chaqueta con franjas en negro, blanco y amarillo, la cantante despertaba las risas de los colaboradores.

Fue Ernest Cahué quien sacó a colación el tema. “No vengáis a TV3 de color amarillo que se malinterpreta”, decía. La cara de Aitana mostraba su incomodidad y su resignación por la polémica que ya protagonizó hace unas semanas.

Ambas quitaron así importancia a la casualidad de sus atuendos, aunque el comentario de Pilar Rahola y las críticas posteriores en redes sociales demostraron que ha traído cola. La periodista, fuera de plano, aseguraba que “cantáis muy bien y me gusta el amarillo”. Algo que daba más apoyo aún al respaldo a los políticos catalanes presos.

Críticas en redes

Las críticas en redes sociales han sido muchas, aunque también ha habido multitud de comentarios en defensa de Aitana y Ana Guerra. La mayoría cree una simple casualidad la elección del color. Otros se quejan de que haya sido tal la campaña independentista que nadie pueda llevar el amarillo sin ser señalado.

Publicidad

Comentarios