Los Comités de Defensa de la República (CDR) ya calientan la próxima visita del Rey a Barcelona a través de las redes sociales y le preparan un recibimiento similar al de febrero durante el Mobile World Congress.

Publicidad

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) amenazan de nuevo con boicotear la visita que el Rey Felipe VI hará el próximo lunes a Barcelona. El monarca entregará los despachos de la LXVII promoción de la carrera judicial, en el Auditorio de la ciudad.

Los CDR ya calientan esta visita y han amenazado a través de las redes sociales al jefe del Estado. “Hola Felipe. El lunes vienes a Barcelona, concretamente al Eixample Dret. Tendremos que ofrecerte una recepción a la altura, ¿no?“, ha comentado el CDR de este barrio de clase media de Barcelona en su cuenta de Twitter. El mensaje se acompaña de una foto de Felipe VI boca abajo.

Mientras, el CDR de Sabadell ha utilizado idéntica foto y ha publicado el comentario: “Hola Felipe. El lunes vienes a Barcelona, ¿estás seguro? En la República Catalana no tenemos Rey”.

Otros grupos están llamando a manifestarse en la dirección del Auditorio. Estos mensajes están siendo reproducidos por muchos usuarios, entre ellos destacados miembros de la CUP como su exlíder parlamentario Antonio Baños.

YA BOICOTEARON SU PRESENCIA EN EL MWC

La última visita del Rey a Barcelona fue el pasado 25 de febrero con motivo de la inaguración del Mobile World Congress. Ésta ya fue objeto de protestas y una manifestación independentista que concluyó con enfrentamientos entre manifestantes independentistas y la policía, además de una sonora cacerolada coincidiendo con la llegada del monarcaa la recepción con la que Barcelona daba la bienvenida a los directivos de las principales compañías participantes en el congreso mundial del móvil. Una recepción en la que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, se negaron a saludar a Felipe VI.

Su anterior visita fue en agosto, cuando participó en la manifestación de condena de los atentados de Barcelona. En esta ocasión, la visita se produce aún en plena aplicación del artículo 155 de la Constitución y sin nuevo Gobierno en Cataluña.

Publicidad

Comentarios