Enrique Cerezo y Eva González fueron los grandes protagonistas de la gala ‘Inocente, Inocente’. Aunque por motivos diferentes. Mientras la broma del presidente del Atlético tronchó a Twitter, la de la presentadora dejó fría.

Publicidad

La gala ‘Inocente, Inocente’ recuperaba este año el lustre y batía récords de recaudación. Líder en audiencia también en TVE, el programa trasladó su éxito a Twitter, donde fue muy comentada. Sobre todo, en las inocentadas.

Si hubo alguien que arrasó ese fue Enrique Cerezo. La surrealista broma al presidente del Atlético de Madrid causó sensación. Los tuiteros aplaudieron la inocentada y dejaron claro lo mucho que se habían tronchado con ella.

Cerezo intervenía en una entrevista en el Wanda Metropolitano cuando se veía interrumpido. Al presidente atlético le avisaban de que un pastor estaba intentando entrar por la puerta del estadio con un rebaño de ovejas. “Son chuminas, mezcla de churras y merinas”, decía una de las actrices participantes en la broma, lo que desataba las risas en redes.

Según el pastor, tenían que cruzar el campo con un permiso del Ayuntamiento de Madrid. Algo a lo que Cerezo se negaba en rotundo sin perder su carácter campechano y sincero. La broma causó sensación en Twitter, donde muchos aseguraron haberse tronchado de risa con ella. Además, elogiaban la paciencia de Cerezo.

La fría broma a Eva González

Si Enrique Cerezo era la cara de ‘Inocente, Inocente’, la cruz era Eva González. La presentadora de ‘Masterchef’ protagonizaba una broma que dejaba fría a la audiencia en Twitter.

Aunque muchos esperaban con expectación la broma a Eva, ésta se quedaba descafeinada. La presentadora llegaba al Parque de Atracciones de Madrid para, supuestamente, hacer na promo de ‘Masterchef’.

En un momento dado, le daban a probar un dron. A la presentadora terminaba se le escapaba y perdía. Algo que provocaba que el jefe del lugar le echara la bronca al responsable del dron. Intentaron hacer pasar a Eva un momento incómodo y tenso. Y aunque ella respondía como se esperaba, la broma se quedaba a medio gas. Los tuiteros vertían así sus críticas en Twitter.

Publicidad

Comentarios