El Ayuntamiento de Zamora ha lanzado una campaña contra la violencia de género en la que reproduce chistes machistas para posteriormente emitir el mensaje: “La violencia hacia las mujeres no es un chiste. No seas cómplice”.

Publicidad

Estos carteles, instalados en ocho marquesinas publicitarias del centro de la ciudad, han levantado una fuerte polémica y han sido rechazados por el Partido Popular, Ciudadanos y Podemos, que critican al gobierno municipal de IU.

“¿Qué hace una mujer fuera de la cocina? Turismo”; “¿En qué se parecen las mujeres a las pelotas de frontón? En que cuanto más fuerte les pegas, antes vuelven”; o “¿En qué se parecen las mujeres a las baldosas? En que las dos se pisan”, son los tres chistes machistas protagonistas de esta campaña contra la violencia de género impulsada por el Ayuntamiento de Zamora.

Una iniciativa “de impacto”, ha defendido la concejala de Igualdad, Laura Rivera, que busca “denunciar actitudes que están completamente normalizadas pero que hacen mucho daño a la sociedad”.

Asimismo, Rivera ha defendido la campaña y ha aducido motivos “de choque” frente a otro tipo de muestras de repulsa. “La campaña que no queremos es la de llevar flores a las tumbas de otras 50 mujeres asesinadas el año que viene. Esta es una campaña educativa y tener claro que la sociedad es la responsable de la violencia de género es el primer paso para erradicarla“, ha aseverado.

En las redes sociales, la campaña ha sido duramente criticada: “La violencia de género no es un chiste, y denunciarlo mediante el humor machista no es la solución”, asegura una usuaria en Twitter. “Produce dolor y eso no genera risas”, denuncia otra. “Aun dando por buena la voluntad del Ayuntamiento de Zamora en su campaña contra la violencia de género, si lo que les ha salido es esto, creo que sus publicistas deberían plantearse cambiar de oficio de inmediato”, señala otro.

Publicidad

Comentarios