Pamplona ha dado este jueves el pistoletazo de salida a nueve días de fiesta ininterrumpida con el tradicional chupinazo de los Sanfermines. Y lo ha hecho con polémica, pues la ikurriña, la bandera oficial del País Vasco, ha ondeado en el Ayuntamiento.

Publicidad

La asociación DYA Navarra ha sido la encargada de lanzar el chupinazo de San Fermín 2017 tras conseguir el 74,2% de los votos en la consulta organizada por el Ayuntamiento. La vicepresidenta de esta organización de ayuda en carretera, María Calado, y la voluntaria Paula Ramírez, han prendido la mecha del cohete.

Todas las miradas estaban puestas en el balcón principal del Ayuntamiento de Pamplona para saber si entre las banderas oficiales ondeaba la ikurriña, una vez que el Parlamento de Navarra derogó este año la Ley Foral de Símbolos. Aunque esta derogación podría permitir en principio la colocación de la ikurriña, desde la Delegación del Gobierno se había precisado que no sería legal colocar la enseña vasca, ni siquiera en el caso de que se invitara oficialmente a una autoridad del País Vasco.

Finalmente, operarios del Ayuntamiento de Pamplona han colocado la ikurriña en la fachada del Consistorio minutos antes del chupinazo. Esta mañana se había colocado un quinto mástil en la fachada, junto a las banderas oficiales y quince minutos antes de las 12 del mediodía se ha unido la enseña vasca.

La batalla por reconocer la bandera oficial del País Vasco en los ayuntamientos navarros ha enfrentado a los partidos políticos después de que el cuatripartito que gobierna el Ayuntamiento de Pamplona (EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi, Izquierda-Ezkerra) y el Gobierno navarro defendieran su utilización frente a los recursos judiciales impulsados por la Delegación del Gobierno.

Por otra parte, este año el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra han centrado todos sus esfuerzos en que no se repitan los ataques a mujeres de otros años con una campaña para conseguir unas fiestas libres de agresiones sexuales.

En Twitter, la presencia de la ikurriña ha generado un gran debate, con opiniones para todos los gustos:

Publicidad

Comentarios