El Govern de Quim Torra ha tomado posesión este sábado. Y lo ha hecho en un acto marcado por 3 claves: la advertencia a Pedro Sánchez, un homenaje al independentismo y el fin del 155.

Publicidad

Después de los cambios en su Gobierno, Quim Torra ha celebrado este sábado la toma de posesión de los nuevos consejeros de la Generalitat. Un acto que se ha convertido en todo un homenaje a los políticos presos y fugados y al independentismo. Además, ha servido para que Torra advierta a Sánchez de que piensa proclamar la República catalana y para el final del 155. Las 3 claves de un acto que ha quedado relegado por la toma de posesión del propio Pedro Sánchez.

Aunque en un acto de este tipo la neutralidad es la base, lo cierto es que la Generalitat ha vuelto a burlar el protocolo. Torra no ha dudado en convertir la toma de posesión en un acto político independentista más.

En el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat, los consejeros pasaban uno a uno para tomar posesión de su cargo. En una de las sillas, un lazo amarillo. El mismo color que elegían dos de las consejeras en su look. También se ha reservado un lugar privilegiado a los familiares de los autodenominados “presos políticos y a los exiliados”.

Ni representantes del PP ni de Cs han acudido. Ambos partidos han argumentado que el Govern de Torra solo piensa en una minoría de catalanes. Tampoco la CUP ha asistido, tradición en los antisistema. El PSC sólo ha enviado al diputado David Pérez, como miembro de la Mesa del Parlamento catalán.

Pérez se ha mostrado incómodo, así como el expresidente José Montilla. Y es que el acto ha sido toda una reivindicación independentista.

La segunda clave de esta toma de posesión es el final del 155. Con un Gobierno ya en Cataluña, la intervención de la Generalitat ya es historia. Más de siete meses después de su aplicación, tras la declaración unilateral de independencia el 27 de octubre, la toma de cargos implicaba su anulación. A priori, es un paso hacia la normalización institucional que, de todas formas, se espera harto complicada.

Diálogo a Sánchez

La tercera de las claves de este acto ha sido la advertencia de Torra al recién estrenado presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El presidente catalán se ha dirigido explícitamente al líder del Ejecutivo.

“Presidente Pedro Sánchez, hablemos, tomemos riesgos, ustedes y nosotros, sentémonos en una mesa, y hablemos de gobierno a gobierno”, ha clamado Torra. “Esto no puede seguir así”, sentenciaba.

Pese a eso, ha asegurado que habrá República catalana. “Este gobierno se compromete con el objetivo del mandato del referéndum del 1 de octubre: avanzar hacia la la constitución de un estado independiente en forma de república”.

El presidente catalán, por otra parte, ha confirmado que va a poner de inmediato en marcha un plan para revertir los efectos del 155, una intervención de la administración catalana que con la toma de posesión de los consejeros este sábado decae.

Publicidad

Comentarios