La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil detenía este jueves a siete personas de nacionalidad española, expertos en marketing e informática, en el marco de la ‘operación Rikati’, por la creación de aplicaciones móviles maliciosas con las que se ha defraudado más de 30 millones de euros estafando a casi un millón de clientes.

Publicidad

El fraude, de entre 30 o 40 euros por afectado, comenzaba con la actualización de aplicaciones gratuitas maliciosas que realizaban llamadas automáticas a números de tarificación adicional o mediante la suscripción de servicios de mensajes SMS premium, todo ello sin consentimiento de los ususarios que previamente se las habían descargado e instalado en su teléfono.

Aplicaciones con nombres como ‘La linterna molona’, la ‘Máquina de compatibilidad con tu pareja’, ‘Remedios contra la calvicie’ o con reclamos parar descargarse en el móvil los vídeos más impactantes, algunos de contenido pornográfico, o los mejores emoticonos conseguían activarse de forma remota por la noche, sin que el usuario tuviera conocimiento, realizando llamadas de hasta 30 minutos o solicitando servicios premium que eran cargados directamente en la cuenta bancaria del cliente.

La Guardia Civil considera que la investigación, que se inició en 2013 tras una denuncia de las principales operadoras en España, es la operación de este tipo más importante de las desarrollada en España. La red buscaba ya otros mercados en Asia y movía el dinero fraudulento desde Hong Kong, Luxemburgo y Andorra. 

Hay millones de afectados en España por esta red, por lo que la Guardia Civil ha creado una página web donde los usuarios pueden introducir su número de teléfono y compañía para saber si están suscritos a cualquier tipo de servicio Premium sin que sean conscientes de ello hasta el momento de recibir la factura mensual de telefonía.

Publicidad

Comentarios