La CUP ha puesto ya una condición prácticamente imposible para apoyar la investidura de Carles Puigdemont. Y es que los ‘cupaires’ exigirán la “materialización de la república”.

Publicidad

El documento que la CUP trasladará a Junts per Catalunya y ERC para apoyar a Puigdemont en una posible investidura ya está listo. Y en él se incluye una condición que será imposible de cumplir. Los ‘cupaires’ quieren “materializar la república” catalana, lo que está fuera de su alcance.

Además, piden suspender el pago de la deuda pública y lanzar un extenso plan de choque social.

Será en varias reuniones donde la CUP presentará a ambos partidos su documento, que se presenta como “la base” para alcanzar un acuerdo con JxCat y ERC para investir a Puigdemont.

Aunque lograran llegar a un pacto, los miembros de la CUP advierten ya de que cualquier acuerdo tendrá que ser aprobado por la militancia en el Consejo Político. Será este próximo 27 de enero cuando puedan dar el sí o el no a ello.

Su posición es importante para el bloque secesionista pero no tan determinante como lo fue en la anterior legislatura, donde la CUP, de hecho, fue la llave para que Puigdemont tomara el relevo de Artur Mas. De hecho, su posición en el Parlamento catalán ha caído, pasando de 10 a cuatro diputados.

La CUP ha adelantado que las condiciones y el documento pretende ser “una propuesta política clara ante la poca concreción de programa de Gobierno y de parálisis propositiva de los actores con posibilidad de constituir un nuevo Govern”.

Difícil investidura

En redes sociales, ya se ha señalado que la investidura, sin el apoyo de la CUP, será mucho más difícil, por no decir imposible. Son muchos los que han dado su opinión en Twitter con comentarios como los siguientes.

Algunos consideran que los ‘cupaires’ quieren ver a todos los rivales políticos en la cárcel. Otros les llaman “niñatos” por jugar “con la vida de sus conciudadanos”. Y había incluso quien aseguraba que era mejor eliminar a la CUP de la ecuación.

Publicidad

Comentarios