El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, ha sido detenido este martes por corrupción en un operativo de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Publicidad

La operación se coordina con el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, y la Fiscalía Anticorrupción y se investiga la gestión de personas vinculadas a la Real Federación Española de Fútbol, en relación con delitos de corrupción entre particulares, falsedad en documento público, administración desleal, apropiación indebida y posible alzamiento de bienes.

Además de Villar, fuentes de la investigación apuntan que ha sido detenido su hijo Gorka, así como Juan Padrón, vicepresidente económico de la Federación, y, a su vez, presidente de la Federación Tinerfeña de Fútbol, y al secretario de la Federación Tinerfeña, Ramón Hernández.

Los detenidos están acusados de haberse beneficiado, a través de distintas empresas en perjuicio de la Federación Española de Fútbol. Se han practicado además una decena de entradas y registros, entre ellos en la sede de la Federación de Fútbol y se prevén más detenciones. La investigación está secreta.

La detención de Villar, que lleva desde 1988 como presidente de la RFEF, ha causado una auténtica revolución en las redes sociales, donde muchos destacan la poca sorpresa que causa conocer que el dirigente gestionaba irregularmente la Federación que ha presidido durante casi 30 años.

Publicidad

Comentarios