Una mano y dos detalles en ella que han incendiado a las redes sociales. Es el resumen de la foto de Cristiano y Georgina en Lisboa este pasado fin de semana.

Publicidad

Y es que en la misma mano, un anillo y una copa han llamado poderosamente la atención en las redes sociales. Lo primero, por tratarse de una joya que podría significar el compromiso de la pareja, que estaría pensando ya en su boda. Lo segundo, porque muchos creen que se trata de una copa de vino, criticando duramente a Georgina por beber alcohol estando embarazada.

Fue el pasado fin de semana cuando Cristiano viajaba hasta Lisboa con Georgina para disfrutar del partido del Sporting en la ciudad portuguesa. En un palco, la pareja acudía como espectadores de lujo, aprovechando la sanción del luso, que no podía jugar con el Real Madrid en esta jornada.

Su presencia, lógicamente, no pasó desapercibida y las propias cámaras de la televisión portuguesa les enfocaron en numerosas ocasiones. En dos de ellas, la mano de Georgina se convertía en protagonista en redes sociales, donde sacaban los detalles de la misma.

En un primer momento, las redes se hicieron eco del anillo que la joven luce en su mano. Una joya que muchos interpretan de compromiso, alegando que podría significar una boda entre ellos. Los medios rápidamente publicaban los rumores acerca de los planes para casarse que podrían tener Cristiano y Georgina tras un año de relación.

Los rumores de una posible boda, que probablemente se celebraría después del nacimiento del primer hijo de la pareja, dejaban espacio también para fijarse en otro detalle en la mano de Georgina. En algunas de las imágenes, la joven aparece sosteniendo, -y bebiendo después-, una copa que muchos han asegurado que contenía vino. Embarazada de cinco meses, Georgina tendría prohibido, como cualquier premamá, el alcohol.

Las redes sociales no se lo perdonaban y eran numerosos los comentarios que le decían que “no puedes beber”. Tras los comentarios, varias cabeceras portuguesas han comenzado a especular. Algunas abogan por preguntarse si la copa era de vino pero hay quien llega a plantearse si el embarazo de Georgina es real o la novia de Cristiano lleva una barriga falsa, lo que explicaría también el hecho de que crece y desciende con cada aparición pública. También hay quien critica al propio Cristiano por dejar beber alcohol a su novia estando esperando un hijo.

Publicidad

Comentarios