Donald Trump inicia este viernes sus primeras vacaciones como presidente de Estados Unidos. Seis meses después de iniciarse su mandato, disfrutará de 17 días de descanso en su club privado en Bedminster, en el centro de Nueva Jersey, donde dedicará buena parte del tiempo a una de sus grandes pasiones: jugar al golf.

Publicidad

Durante las vacaciones de Trump, que coincidirán con el tradicional receso de los congresistas, se aprovechará para cambiar el sistema de calefacción y aire acondicionado de la Casa Blanca, instalado hace 27 años. Su descanso estará, además, blindado, con fuertes medidas de seguridad que incluirán drones para controlar el espacio aéreo.

La cierto es que Trump se ha alejado de la Casa Blanca con frecuencia. Desde su investidura, ha pasado 13 de los 28 fines de semana lejos de Washington, generalmente en sus clubes de golf, en Palm Beach, Florida, o en Bedminster, Nueva Jersey. También pasó el fin de semana del Día del padre, la tercera semana de junio, en Camp David, la casa de descanso presidencial en Maryland.

Como le ha ocurrido con otros asuntos, Trump ha cambiado su visión sobre las vacaciones siendo presidente. Y es que, años atrás, recurría al populismo y criticaba a su predecesor en el cargo, Barack Obama, por jugar al golf o tomarse unos días de descanso.

No te tomes vacaciones. ¿Cuál es el punto? Si no estás disfrutando tu trabajo, estás en el trabajo equivocado“, tuiteaba en 2012, una frase recogida en su libro ‘Trump: piensa como un billonario’, publicado en 2004. Ese mismo año dijo en una entrevista con Larry King: “La mayoría de la gente de éxito que conozco no se toma vacaciones. Sus negocios son sus vacaciones. Yo rara vez me voy. Tú lo sabes Somos amigos, ¿cuántas veces me has visto irme?”.

Además, durante la campaña electoral, cuando trataba de arañar el máximo número de votos, aseguró: “Raramente dejaré la Casa Blanca, porque hay mucho trabajo que hacer. No voy a ser un presidente que tome vacaciones. No seré un presidente que se tome descansos”.

En su cuenta de Twitter también ha lanzado mensajes en este sentido:

“El presidente Obama va a embarcarse en unas vacaciones de 17 días en su ‘nativo’ Hawaii, poniendo a los agentes del servicio secreto lejos de sus familias en Navidad. ¡Aloha!”

“¿Cuándo se irá Obama de vacaciones si gana la próxima elección? El día después”

“El presidente Obama tiene una importante reunión en Nueva York sobre la crisis del Ébola, con personas volando desde todos los puntos del país, pero él ha decidido jugar al golf”.

“Obama ha reconocido que pasa sus mañanas viendo ESPN. Luego juega al golf, recauda fondos y da amnistías a inmigrantes ilegales”.

“¿Os podéis creer que, con todos los problemas y dificultades que afronta Estados Unidos, el presidente Obama pase el día jugando al golf? Es peor que Carter”.

“Las vacaciones de Obama en España le han costado a los contribuyentes 476.000 dólares”.

“Pagamos por los viajes de Obama para que pueda recaudar millones y para que los demócratas sigan gobernando con mentiras. Luego, pagamos por su golf”.

Publicidad

Comentarios