“Junqueras es un rehén”. Esa es la reacción delirante de Carles Puigdemont al saber que el Supremo mantendrá en prisión a Junqueras por riesgo a que vuelva a delinquir.

Publicidad

En su cuenta de Twitter, Puigdemont tardaba sólo unos minutos en comentar la noticia del día. El Supremo decidía por unanimidad mantener a Junqueras en prisión ante el riesgo de que pudiera volver a delinquir. Es la segunda vez que la justicia le deniega la libertad y el expresidente catalán ha querido mostrar su desacuerdo. Lo ha hecho con una respuesta delirante en la que ya habla de secuestro, asegurando que Junqueras “es un rehén”.

“Hay un conflicto a resolver entre Cataluña y España. Nosotros hemos apostado siempre por la vía pacífica y el diálogo. Las urnas han hablado 3 veces inequívocamente. A pesar de ello, Junqueras es retenido en Estremera. Y los Jordis. Y Quim. Ya no son presos políticos, son rehenes”.

En su respuesta delirante, Puigdemont vuelve a incidir en las mismas mentiras que el independentismo ha ido repitiendo estos meses. Primero, la opción de diálogo, ya que siempre han evitado acudir al mayor espacio de debate político, el Congreso.

Segundo, las tres veces que las urnas han hablado. En este recuento incluye el referéndum ilegal del 1-O. Algo que en vista de los resultados y las imágenes de pucherazos no es nada fiable.

Por último, habla de “retenidos”, cuando en realidad debería hablar de “encarcelados” por delinquir.

Publicidad

Comentarios