Carles Puigdemont propondrá a Jordi Sànchez como candidato a presidente de la Generalitat. Como éste sigue en prisión preventiva, correrá el turno de la investidura a Jordi Turull, que también tiene una caducidad limitada.

Publicidad

JxCAT y ERC han cerrado un principio de acuerdo que incluye legitimar a Carles Puigdemont como presidente en un acto en Bruselas, investir al líder de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, actualmente en prisión, como presidente de la Generalitat de Cataluña y el reparto del control de los medios de comunicación públicos catalanes.

La candidatura de Jordi Sànchez no es más que un nuevo pulso al Gobierno. Éste pedirá salir de la cárcel para ser investido, pero las posibilidades de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena se lo permita son mínimas.

Es entonces cuando correrá la lista y el exconseller de la Presidencia Jordi Turull se convertirá en el candidato. Su futuro como presidente también parece tener una fecha de caducidad muy limitada, pues cuando en primavera se abra juicio oral será probablemente inhabilitado y tendrá que dejar el cargo.

Por otra parte, se busca reconocer la legitimad de Puigdemont como presidente pese a que fue cesado con el 155. Para ello se prepara un acto en Bruselas para el próximo domingo. Su figura se limitará a un papel simbólico de proyección internacional de la causa de la Cataluña independentista

REPARTO DE LOS MEDIOS PÚBLICOS

Lo que ha creado más discordia durante las negociaciones del pacto es el control de los medios públicos. Los dos principales partidos independentistas han acordado finalmente que ERC controle la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) y Catalunya Radio, mientras que JxCAT se queda con el control de TV3.

NOMBRES DE CONSELLERS

Algunos nombres de consellers se van aclarando. Elsa Artadi, que empezó sonando como presidenta, al final tendrá que contentarse con Empresa y Conocimiento. El secretario de Economía, Pere Aragonés, de ERC, se perfila, en cambio, como conseller de Economía.

Laura Borràs, una diputada independiente de JxCAT que es muy cercana a Puigdemont, podría ser la nueva consellera de Cultura. Por su parte, Raül Romeva (ERC) volvería al Govern, pero como conseller de Relaciones Institucionales, un departamento que incluiría la proyección exterior de la Generalitat.

También regresaría Josep Rull, a Territorio y Sostenibilidad -equivalente a Obras Públicas-, puesto que ya ocupaba antes de que se aplicase el artículo 155. Y el secretario de Telecomunicaciones, Jordi Puigneró, que lideró el plantón al Rey con motivo del Mobile World Congress (MWC), sería premiado con la Conselleria de Gobernación.

Por su parte, Eduard Pujol ocuparía la secretaría general de Presidencia, con la pretensión de ser conseller cuando Turull, que sería el conseller inicial, ascendiese a presidente de la Generalitat por la imposibilidad de Jordi Sànchez de ejercer el cargo.

Lo que no está nada claro es quién será el conseller de Interior, un puesto que ninguno de los dos partidos quieren. También está por cerrar el nombre del portavoz del Govern, la persona responsable de comunicar las decisiones tomadas en los consejos ejecutivos y la voz más autorizada para hablar en nombre de la Generalitat.

A FALTA DE FLECOS

Este lunes, representantes de JxCat, ERC, la CUP y el PDeCAT se han reunido en el Parlament para acabar de perfilar los flecos del acuerdo de investidura que aseguran que podría cerrarse a lo largo de esta semana.

Hasta ahora el grueso de la negociación había recaído en las espaldas de JxCat y ERC, los dos principales partidos soberanistas en el Parlament, pero este lunes se han sumado representantes de la CUP y del PDeCAT.

La suma de estos dos últimos actores evidencia que las conversaciones han avanzado y que las cuatro partes están en disposición de dar su visto bueno, si bien aún falta sellar el acuerdo definitivo, que incluiría a Sànchez como president.

Por parte del PDeCat ha destacado la presencia del número dos de la formación, David Bonvehí; el partido forma parte de la candidatura de JxCat, que también incluye independientes, pero pese a ello no siempre han defendido las mismas posiciones.

Por parte de JxCat, en la reunión de este lunes han acudido Elsa Artadi, Josep Rull, Eduard Pujol y Pep Riera; por parte de ERC se ha visto a Sergi Sabrià y de la CUP a sus diputados Carles Riera, Maria Sirvent, Vidal Aragonés y Natàlia Sánchez.

“Las conversaciones van bien y somos optimistas. Casi estamos al final. Es inminente y quedan muy poco flecos“, ha asegurado el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, en rueda de prensa tras la reunión de la dirección del partido.

La voluntad es sellar un principio de acuerdo esta semana y presentarlo el miércoles, antes del pleno convocado para este jueves a las 10.00 horas.

 

Publicidad

Comentarios