La dimisión de Cristina Cifuentes está únicamente en manos de Mariano Rajoy. La presidenta madrileña no dejará su cargo a menos que el presidente del Gobierno se lo pida.

Publicidad

La dimisión de Cifuentes no será por iniciativa propia. Pese a estar acorralada por el escándalo de su máster, no está dispuesta a hacerlo voluntariamente. Convencida de que no cometió ninguna ilegalidad, según han declarado fuentes cercanas a la presidenta madrileña, sólo dejará su cargo si así se lo pide Mariano Rajoy.

Pese a que Albert Rivera aumentaba la presión al dar un ultimátum al PP, e incluso aseguraba que los populares buscaban ya sustituto, de momento no hay un paso adelante. Ángel Garrido, portavoz y segundo del Gobierno madrileño; Pedro Rollán, consejero de Medio Ambiente; o Engracia Hidalgo, responsables de Economía, son los nombres que se han barajado ya.

Pese a todo, la decisión de Cifuentes es la de aguantar hasta que Rajoy lo ordene. Algo que podría provocar una moción de censura a la que Cs tendría que sumarse, según lo que han anunciado. Así, la formación naranja no tendrá más remedio que retratarse cuando se debata en el pleno de la Asamblea.

Publicidad

Comentarios