El dolor y el recuerdo se agolpan en Patricia Ramírez, la madre de Gabriel. Y los plasma en una carta que ha enviado a los medios y publicado en redes sociales, un mes después de la muerte del pequeño.

Publicidad

“Hoy hace un mes que te fuiste ¡llevándote tanto amor!”. Así comienza la carta que Patricia Ramírez ha publicado en redes como recuerdo a su hijo, Gabriel. Un mes después de la muerte del pequeño, su madre ha querido escribirle directamente, plasmando el dolor que siente, aunque siempre con buenas palabras.

Como es habitual en ella, el tono positivo impregna la carta. “Hijo mío, si hubieses podido verlo… te has hecho el campeón del cuento, eras ‘CARLITOS’ y todos veían tu belleza infinita”, continúa. Patricia se refiere así a una película con la que Gabriel se emocionó hasta la lágrima y que le pidió a su madre que la pusiera otra vez.

“Hijo mío me hubiese gustado tanto, tanto, tanto que hubieses sentido tanto amor por todas partes, de gente buena donde no cabe protegerse con escudos ni armaduras… todos reunidos ante ti con el único fin de verte sonreír de nuevo”, sigue la carta de Patricia.

Reconociendo que “no sé cómo seguir…”, Patricia recuerda que hace un mes “que te arrancaron de la tierra”. Desde entonces, dice, “mi vida no deja de tambalearse por tu ausencia”.

“Un mes de la más oscura maldad y pesadilla que nunca hubiese querido que tuvieras y nunca hubieses podido tener… Afortunadamente el consuelo más alentador es saber que te fuiste feliz y no sentiste el peso de la más injusta atrocidad sobre ti”, dice Patricia. La madre de Gabriel se refiere así, de manera velada, a Ana Julia, la asesina de su hijo.

En su carta, Patricia le cuenta a Gabriel que ‘Buscando a Nemo’ refleja cómo toda España se volcó en buscarle. Y aprovecha para dar las gracias de nuevo por todo el dispositivo. “Los mejores medios a tus pies, a los de papá y míos, para que volvieses con nosotros”, le dice. Además, le explica que todo el mundo “te llama ‘Pescaíto'”.

La madre de Gabriel plasma su sueño de que “te estén tratando bien”. Y de que “estés maravillado de nadar a tu antojo por el mar”. “Seguro que sientes cómo, desde que naciste, no he dejado de enamorarme cada día más de ti y enorgullecerme sorprendida de cómo has ido creciendo. No hay madre en el mundo, ‘cuchifrito’, que sienta más orgullo que yo de haberte tenido y contribuir a tu grandeza”, prosigue.

La misiva también tiene espacio para recodar ‘Girasoles’, de Rozalén, y para dar las gracias a todo el mundo. “Por su respeto, ayuda, desinterés y por hacernos la vida un poco más fácil”, dice.

Un emotivo recuerdo que no deja lugar a dudas del dolor de Patricia.

Publicidad

Comentarios