En las últimas horas se han publicado dos encuestas sobre las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre y de ellas se desprende que los independentistas no tienen asegurada la mayoría absoluta en escaños que lograron en 2015, lo que dejaría un tablero muy complicado para poder formar Gobierno.

Publicidad

Según la encuesta del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) que publica ‘El Periódico’, ERC ganaría las elecciones del 21D con 37-38 escaños mientras que Junts per Catalunya y PSC, ambos al alza, protagonizarían con Ciudadanos un triple empate en la segunda posición (24-25).

Este sondeo indica que los independentistas mantendrían la mayoría absoluta. ERC sería la primera fuerza, como viene siendo habitual en las últimas encuestas, pero se apunta a una recuperación del PDeCAT después de meses de descensos en las encuestas, pues la candidatura Junts per Catalunya (JxCAT) encabezada por el presidente catalán cesado, Carles Puigdemont, podría obtener una segunda posición muy disputada.

El sondeo otorga 24-25 diputados a JxCAT, los mismos que a Ciudadanos (que obtuvo 25 en 2015) y a un PSC al alza, que por primera vez en mucho tiempo tiene opciones de ser segunda fuerza tras una legislatura con 16 representantes. Con una CUP a la baja que pasaría de 10 a 7-8 diputados, las tres fuerzas independentistas sumarían entre 68 y 71 diputados, menos que en la última legislatura (72) pero suficientes para mantener la mayoría absoluta (68).

Catalunya En Comú obtendría entre 9 y 10 diputados, por debajo de los 11 de Catalunya Sí Que Es Pot en 2015, mientras que el PP también descendería de los 11 de la anterior legislatura a 6-7

Mientras, según en el sondeo de GAD3 para ‘ABC’,  Junts per Catalunya, ERC y la CUP sumarían en las próximas elecciones catalanas menos de los 72 diputados que lograron en 2015, mientras que los partidos constitucionalistas subirían hasta ocho escaños.

La coalición Junts pel Sí (PdeCat y ERC) logró en las elecciones de septiembre de 2015 un 39,6 por ciento de los votos, un porcentaje similar al que, ahora por separado como Junts per Catalunya (PdeCat) y ERC, obtendrían según la encuesta: un 39,8%, el 16,7% -24 escaños- los primeros y el 23,1% -entre 35 y 37-, los segundos.

Sin embargo, la CUP bajaría del 8,2 al 5,6% -entre 7 y 8 escaños-, con lo que las tres fuerzas independentistas sumarían, en el mejor de los casos, 69 parlamentarios, tres menos que en 2015 y los mismos que ahora se repartirían -también en el mejor de los casos- Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú y PP.

Según la encuesta, Ciudadanos obtendría el 21 de diciembre un 22,3% -entre 29 y 30 escaños-; PSOE, un 15,1% -19 diputados-; PP, un 7,8% -entre 10 y 11- y Catalunya en Comú un 7,6% -entre 8 y 9 parlamentarios-, sumando también 69 entre todos ellos en el mejor de los casos.

Catalunya en Comú baja, según la encuesta, en intención de voto, puesto que en 2015 logró el 8,9 por ciento de los sufragios, al igual que el PP, que en esos comicios alcanzó el 8,5 por ciento, siendo Ciudadanos el que sube claramente desde el 17,9 por ciento anterior.

Prácticamente un empate, que hará de la participación una de las claves de las próximas elecciones en Cataluña y que según GAD3 podría llegar al 82%, cinco puntos por encima de las celebradas en 2015.

Publicidad

Comentarios