El enfado de Rappel, el orgasmo de Ana Obregón con el postre o las preguntas indiscretas de Lucía Etxebarría arrasaron de nuevo en Twitter. La edición con famosos de ‘Ven a cenar conmigo’ triunfa un martes más.

Publicidad

Aunque ‘Ven a cenar conmigo’ se emite de manera diaria, la edición gourmet con famosos es semanal. Por eso, tras la primera cena el pasado 20 de febrero, este martes se celebraba la segunda cita. Y Rappel era el anfitrión. Algo que dio para mucho.

Esta segunda entrega tuvo de todo. Desde la admiración por la casa de Rappel, al enfado del vidente, las preguntas indiscretas de Lucía Etxebarría o el orgasmo con el postre de Ana Obregón.

Esta edición arrancaba con Rappel explicando su casa. Y es que su hogar dejó sin palabras a sus invitados. Un amplio espacio interior, con piscina cubierta incluida y una terraza de 1.500 metros cuadrados con hasta 22 olivos fueron algunos de los detalles más llamativos.

Como muchos espectadores que no conocen la historia personal de Rappel, Lucía Etxebarría se preguntó cómo había logrado el vidente una casa así. Y no dudó en preguntárselo. Sin embargo, sus indiscretas cuestiones provocaron el enfado de Rappel. Eso sí, el adivino intentó disimular delante de sus invitados.

¿Tu familia era una muy buena familia?”, le preguntaba la escritora. El futurólogo decía a cámara que la pregunta “es de tener muy poca educación”. “Bueno es que por las tallas de las vírgenes que tienes en el salón pues eso tendría que ser porque vienes de familia con dinero”, explicaba Lucía. Algo que provocaba un mayor enfado en Rappel.

El dinero me viene de mi trabajo que desde los 13 años estoy trabajando. Yo es que de verdad que me ha parecido algo totalmente fuera de lugar. Porque seré de buena familia, pero mi familia me enseñó a trabajar muy duro”, remataba Rappel.

Ana Obregón también llamó sobremanera la atención de los tuiteros. Y es que si en casa de Lucía, -grabado el día anterior aunque emitido hace una semana-, aseguraba tener gastroenteritis, no dudó en comer de todo. Al menos, de todo lo que le gustaba. La bióloga y actriz se puso tibia a jamón, queso manchego y vino.

Pero si su milagrosa curación tuvo comentarios, mucho más lo desató el orgasmo que se marcó con el postre. La pera al vino bañada en chocolate hizo que la actriz sacara su lado más sexual.

Por si fuera poco, Ana Obregón era la encargada de descubrir una escultura de bronce en forma de pene. La actriz hacía bromas con ella y despertaba las risas de Twitter.

La cena terminaba con una rápida tirada de cartas y con un pequeño conjunto mariachi que amenizaba el fin de fiesta.

Audiencias

La edición gorumet de ‘Ven a cenar conmigo’ está siendo de lo más exitosa para Cuatro. Tras un buen arranque en la primera entrega, esta segunda cena supera los datos.

Con una media de 1.477.000 espectadores y un 8,5% de share, logra mantenerse y superar su estreno. Datos que seguro que mejoran el martes que viene, a juzgar por el interés que provoca la próxima cena en casa de Víctor Janeiro.

Publicidad

Comentarios