España cayó eliminada ante Rusia con audiencia histórica de 14,8 millones. Además, destroza el sueño de Telecinco, que ve cómo pierde a la Selección con mayor tirón de público.

Publicidad

En tres tuits diferentes, Mediaset compartía la audiencia histórica del partido entre España y Rusia en octavos de final del Mundial. Disputado este domingo, con prórroga y penaltis, fue uno de los grandes éxitos de Telecinco. Pero también un gran batacazo para los aficionados y para la cadena, que pierde a la Selección con mayor tirón de público. El sueño de seguir marcando audiencias de récord se hace añicos en el grupo de Paolo Vasile. En esta ocasión, España cayó ante 14,8 millones de espectadores.

Un dato que supone el mejor de los últimos 6 años. Concretamente, desde el 1 de julio de 2012, día en que la Selección se llevaba su segunda Eurocopa seguida. La rúbrica a una generación excepcional y a seis años de éxitos. Además, Telecinco vivió su tercer domingo más visto de su historia.

Pero sin duda fueron los penaltis lo que disparó la audiencia de Telecinco. Las penas máximas se fueron a 14.829.000 espectadores. Algo que dio a la cadena un 81,1% de share.

La prórroga se iba al 76,3% de share y a 13.835.000 espectadores de media. Y, el partido en sí, a 12.790.000 millones y un 72,4% de cuota.

Minuto de oro

Y como no podía ser de otra manera, el minuto de oro se producía también en penaltis. A las 18:40 horas, hasta 15.144.000 espectadores estaban viendo Telecinco. Lo que disparó la cuota hasta el 82,1%.

Publicidad

Comentarios